Alboraya reitera ante Fomento la exigencia de un apeadero de cercanías en el núcleo de Port Saplaya

El Ayuntamiento de Alboraya, junto con Les Corts solicitaron hace más de un año al Gobierno central, a través de una Proposición No de Ley, una parada de la línea ferroviaria de Cercanías Valencia-Castellón para mejorar la comunicación de este núcleo de playa cercano a València. Dicha zona cuenta con más de 1.500 residentes habituales, sin contar con los residentes temporales y turistas.

El pasado lunes 18 de diciembre, el alcalde de Alboraya, Miguel Chavarría, asistió a la presentación del Plan de Cercanías de la Comunitat Valenciana en el Centro de Formación Tecnológica de ADIF, donde el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, desarrolló punto por punto la ampliación de la red ferroviaria, dejando de lado las necesidades de los vecinos del núcleo de Port Saplaya.

Desde hace años, los responsables del Ayuntamiento de Alboraya han estado trabajando en este proyecto, que también daría servicio a los vecinos que viven en esa zona de la huerta.

Además, el primer edil de la localidad ha estado manteniendo reuniones con Delegación de Gobierno, Adif y los responsables de transporte y movilidad de la Generalitat Valenciana con la finalidad de integrar esas mejoras en el transporte metropolitano, pero el Ministerio de Fomento ha dejado de lado esta propuesta que beneficiaría a muchos ciudadanos.

Hace más de un año el alcalde de Alboraya, Miguel Chavarría, se reunió con la diputada autonómica de Alboraya, Mercedes Caballero, y la diputada autonómica responsable de Obras Públicas, Infraestructuras y Transportes, Sandra Martín, con el objetivo de que conocieran el lugar donde cabría la posibilidad de establecer ese punto. Ambas diputadas reconocieron la necesidad de crear el apeadero y presentaron una propuesta No de Ley en Les Corts, obteniendo el respaldo del Parlamento Valenciano para secundar la proposición de Alboraya y el apoyo del Consell para solicitar al Gobierno la consiguiente construcción, que se ha visto desestimada por el Gobierno Central.

La nueva estación se situaría bajo el paso elevado que conduce a la autopista y comportaría la construcción de una pasarela que, además de facilitar el acceso al apeadero, permitiría la continuación del carril bici que comunica la huerta con Saplaya, puesto que ahora queda interrumpido en el puente de la autopista.

Port Saplaya tan sólo dispone del autobús local y la línea amarilla que da un servicio escaso, también a los pueblos más cercanos. Estos medios de transporte no son suficientes para la población, ya que las frecuencias de paso son bajas y los vecinos y vecinas de estos núcleos costeros reclaman desde hace años una mejora sustancial en la conexión con Valencia. De esta manera, se evitaría que los vecinos de esta zona se vieran obligados a utilizar el vehículo particular constantemente.

Comentarios: 0

Tu email no será publicado. Los campos requeridos estan marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.