El órgano en Alboraia que resurge cual ave Fénix tras 80 años de silencio

La música del órgano volverá a sonar en Alboraya tras 80 años de silencio. La voluntad de un grupo de feligreses de la Parroquia de la Asunción de Nuestra Señora ha hecho que la recuperación de este símbolo para los vecinos de la localidad se haga muy pronto realidad. Tras ser destruido varias veces, la última durante la Guerra Civil, el instrumento será reconstruido con la ayuda de la Diputación de Valencia.

“La institución provincial siempre estará apoyando este tipo de inversiones en cultura y tradición, que en este caso, además, están vinculadas a la música, que forma parte del ADN de los valencianos”, ha señalado el presidente de la Corporación, Jorge Rodríguez. Aunque el proyecto comenzó a moverse en 2009, fue el hallazgo en la ciudad alemana de Eschweiler de un órgano de segunda mano en perfectas condiciones lo que precipitó su puesta en marcha.

“El órgano lo localizamos a través de Internet. Viajamos a Alemania para comprobar su estado y nos pareció fantástico. Realmente era muy bueno”, ha señalado Daniel Rubio, director del Coro Parroquial. Se trata de un instrumento construido en 1966, de gran calidad y en perfecto estado de conservación, con 1.970 tubos, flautados con aleación de 75% de estaño, resonadores de fagot de cobre y tubos de madera fabricados con roble y caoba.

A partir de entonces se lanzó una primera fase para la adquisición, desmontaje y traslado del órgano a Alboraya, y para su financiación se organizaron una serie de conciertos benéficos, así como la campaña ‘Apadrina un tubo’, que consistió en que cada persona podría ‘apadrinar’ un tubo del órgano con una cantidad simbólica de 30 euros. En estos momentos el proyecto se encuentra en su segunda fase, para la que el municipio recibirá el apoyo de la Diputación de Valencia.

Un total de 32.500 euros de subvención de la Corporación provincial que servirán para la construcción de una caja acústica,  que hará las funciones de resonancia y albergará todo el mecanismo y los tubos sonoros del instrumento. “Nos sorprende gratamente que la Diputación quiera estar presente en el proyecto en una fase completa. Estamos contentísimos de que el presidente haya captado la idea de la tradición musical de Alboraya”, ha asegurado por su parte el alcalde, Miguel Chavarría.

Posteriormente, en una tercera fase, se realizará el montaje del instrumento. “Las personas que lo han conocido lo recuerdan con nostalgia de algo que hubo que era interesante para la cultura musical de Alboraya y que se había perdido”, ha indicado Amparo Navarro, vecina del municipio. Como ella, otros muchos habitantes de la localidad esperan que suene de nuevo la melodía del órgano, con una larga tradición en Alboraya, que también se empleará para recitales, además de para actos litúrgicos.

Comentarios: 0

Deja un comentario