Quejas de conductores por el mal estado de un camino de Beniparrell que conecta esta población con Albal

Usuarios del camino rural que conecta Beniparrell, por el Carrer del Vaporet y el margen del barranco, con el Camí del Molí de Albal, así como propietarios de los campos adyacentes, han manifestado sus quejas por el mal estado de la calzada que sufren desde hace bastante tiempo, la cual se deteriora cada vez más con el frecuente tránsito de vehículos, entre ellos algunos pesados, y por el efecto de las lluvias, que van deshaciendo el firme.

Este camino, muy transitado por los conductores que se desplazan desde Beniparrell a Albal y viceversa, y por los que acceden a los campos de la zona, está lleno de grandes y profundos agujeros en el asfalto y trozos sueltos de la calzada, lo que, según señalan los usuarios de esta vía, representa no sólo un riesgo de rotura de los vehículos, sino, sobre todo, un peligro para los propios ocupantes, así como para los motoristas y ciclistas, ya que su mal estado puede provocar accidentes. También resaltan que es especialmente peligroso circular por este camino de noche, por la dificultad para ver los baches, o cuando llueve, ya que el agua tapa los agujeros y los oculta a la vista de los conductores.

Además, este camino tiene un problema de estrechez en varios tramos, e incluso una acequia al descubierto junto a la calzada, con el consiguiente riesgo de que se caiga algún vehículo en ella, sobre todo de noche o cuando hay poca visibilidad por lluvia o niebla. Algunos usuarios recuerdan que el camino se empezó a ensanchar y acondicionar en el extremo que conecta con Albal, pero se paralizaron las obras y no se continuaron, de forma que sólo está reformado y arreglado un trozo de unos cuantos metros.

Comentarios: 0

Tu email no será publicado. Los campos requeridos estan marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.