El Arzobispado y la asociación de las hermanas de la guardería de Bonrepòs i Mirambell se reúnen

Representantes del Arzobispado de Valencia y de la Asociación Misioneras de la Divina Providencia han mantenido una reunión esta tarde para abrir una nueva vía de diálogo y alcanzar, como había pedido el Arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, un acuerdo extrajudicial.

El Vicario General, Vicente Fontestad se ha reunido con la representante legal de la Asociación, María del Pilar Rosselló y ambos han coincidido en incrementar la coordinación de las partes y caminar conjuntamente.

Ambas partes se han interesado y prestado de común acuerdo a la realización de una auditoría de cuentas.

Y en cuanto a la Escuela de Bonrepòs i Mirambell, sigue en el régimen actual y ambas partes trasladan a los padres de los alumnos y a los trabajadores, que seguirá su funcionamiento con total normalidad.

La polémica saltó a raiz de una recogida de firmas emprendida por los padres y madres del centro ante el temor de un posible cierre. Un temor motivado después de que cuentas bancarias del Centro de Educación católica hayan sido bloqueadas. Según explican fuentes cercanas al centro “el Arzobispado ha nombrado unos comisarios que han intervenido las cuentas. Las Hermanas Misioneras de la Divina Providenciase dieron cuenta de ello al hacer el pago de las nóminas de los trabajadores y ver que no tenía acceso a las cuentas bancarias” tal y como informó en exclusiva El Meridiano.

Desde el Arzobispado no tardaron en reaccionar ante el revuelo en la población y aseguraron que el centro no iba a cerrar y que el bloqueo de las cuentas se debía a que habían detectado movimientos “anómalos”. (Ver noticia al respecto)

Finalmente ambas partes han acercado posturas tras una reunión con la que se ha iniciado el diálogo.

Comentarios: 0

Tu email no será publicado. Los campos requeridos estan marcados con *