CCOO califica de “agresión a la dignidad de las mujeres” un cartel de una fiesta de policías y bomberos

A raíz del cartel utilizado por una organización sindical de policías y bomberos para la convocatoria de una de las frecuentes cenas festivas que se organizan en estas fechas, CCOO quiere manifestar que la imagen utilizada, el lema y, en general, la estética de dicho cartel “es una agresión en toda regla a la dignidad de las mujeres que no admite ningún tipo de justificación. Es especialmente condenable por la vinculación que establece con un colectivo dedicado al servicio público que de ninguna forma puede identificarse con ningún tipo de mensaje sexista o discriminatorio. Al contrario, debe ser un referente social en la defensa de la igualdad de derechos entre mujeres y hombres”.

Las disculpas presentadas por la organización sindical cuyas siglas aparecían en el cartel “son absolutamente necesarias, siendo precisa una autocrítica sincera, y exenta de corporativismo, que depure responsabilidades internas. En cualquier caso, si ha sido una decisión unilateral de la empresa como se mantiene, sería procedente y deseable la anulación de la relación comercial con esta, no celebrando allí el evento previsto, pero también la exigencia de responsabilidades a la empresa por utilización impropia de las siglas de su organización”, señala CCOO.

Finalmente, CCOO entiende que el recientemente suscrito Pacto valenciano contra el machismo y la violencia de género, “especifica con absoluta claridad la exclusión y condena de todo tipo de mensajes publicitarios que atenten contra la dignidad de las mujeres, medida que también ha sido suscrita por patronales de comercio y hostelería que deberían tomar cartas en el asunto para impedir la repetición de hechos tan condenables”.

Para quienes dudan de la necesidad de posicionarse con contundencia ante un hecho que no pasa de ser una anécdota, y que además ha suscitado una reacción tan generalizada como para conseguir la necesaria rectificación, CCOO PV quiere manifestar su absoluto convencimiento de que el germen de la violencia machista está precisamente en los mensajes sociales que cosifican a las mujeres,  que utilizan su cuerpo como reclamo y las colocan en una posición de subordinación.

Comentarios: 0

Tu email no será publicado. Los campos requeridos estan marcados con *