El Consell exige al Gobierno una comisión conjunta con Generalitat y ayuntamientos para mejorar el proyecto de ampliación de la V-31

La consellera de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio, María José Salvador, ha anunciado que va a remitir al Ministerio de Fomento una petición para que se cree una comisión conjuntamente con Generalitat y ayuntamientos para abordar el proyecto de ampliación de la capacidad de la autovía V-31 y así poder “exponer las aportaciones que mejoren y adapten este proyecto inicial del Ministerio a los criterios del siglo XXI”.

Así se ha manifestado la consellera tras la reunión que ha mantenido con los ayuntamientos afectados. Salvador considera que es necesario este espacio de “diálogo para que el Gobierno de España escuche a la Generalitat que es quien tienen competencias en materia de ordenación del territorio y a los municipios afectados que conocen mejor la realidad en la zona”.

Este proyecto, que está en la fase inicial, “se puede adaptar a la realidad actual, no es posible que el Gobierno de España siga diseñando carreteras del siglo pasado donde no se contemplan alternativas ni otros modos de movilidad y donde se da prioridad absoluta al tráfico rodado”.

A esta reunión, a la que también ha asistido el director general de Obras Públicas, Transporte y Vertebración del Territorio, Carlos Domingo, se han convocado a los representantes municipales de Albal, Alfafar, Beniparrell, Catarroja, Massanassa, Sedaví, Silla, València, Benetússer y Llocnou de la Corona.

Todos han coincidido en la necesidad de abordar esta infraestructura y establecer “un espacio de diálogo y de trabajo permanente” porque, según ha recordado la consellera “se ha demostrado que cuando nos sentamos a dialogar somos capaces de llegar a acuerdos como en el Parque Central de València, AVANT en Alicante, las estaciones intermodales de Font de Sant Lluís o de Castelló, y el Plan de Cercanías”.

Las alegaciones a la V-31

Durante su intervención, la consellera ha recordado que “la V-31 es un eje clave del área metropolitana de València, con un elevado tránsito de aproximadamente 120.000 vehículos en 2016 y un 6,2% de vehículos pesados, y que presenta los típicos repuntes en hora punta”. Además, ha señalado que este vial tiene un margen izquierda “totalmente urbanizado y en el derecho, el Parque Natural de la Albufera con campos y caminos agrícolas”.

En este sentido, la consellera ha explicado las alegaciones de la Generalitat ya que, en primer lugar, “el proyecto del Ministerio no presenta alternativas, contempla una única propuesta de ampliación incumpliendo así la Ley de Evaluación Ambiental que obliga a contemplar las principales alternativas y un análisis de los potenciales impactos”, y se prioriza el tráfico rodado sin considerar ningún otro tipo de movilidad.

Igualmente, se incumple la intermodalidad, mientras “la política de la Generalitat se basa en no hacer carreteras puras y duras sino en estudiar la mejora de la movilidad en su conjunto; la propuesta de Fomento incumple las directrices de la normativa y protocolos mundiales, estatales y autonómicos para la disminución del tráfico y la potenciación de la intermodalidad”.

En este sentido, ha explicado que, por ejemplo, no se contempla la línea de ferrocarril Silla-València con los servicios de cercanías C-1 València-Gandia y C-2 València-Xàtiva-Moixent que discurre de forma paralela a la V-31, “se podrían plantear soluciones que faciliten y mejoren la conexión de los diferentes modos de transporte como aparcamientos disuasorios o mejorar los accesos viarios a las estaciones”, ha indicado Salvador

“La falta de una perspectiva intermodal -ha explicado Salvador- también se nota en que no se ha contemplado ningún tipo de itinerarios no motorizados como nuevas pasarelas ciclopeatonales. Tampoco se tienen en cuenta soluciones basadas en la gestión y control del tráfico como reducciones de velocidad variable según el tránsito, instalaciones de radares, carriles exclusivos según franjas horarias, vías reservadas o mejoras para el transporte público”, ha criticado la consellera.

Además, ha apuntado, “el diseño de la V-31 debería tener en cuenta los resultados del Plan de Movilidad Sostenible del Área de València que ha iniciado la Conselleria.

Por todo ello, Salvador ha insistido en que “es necesario establecer un espacio de coordinación y de trabajo conjunto para conseguir consensuar y hablar sobre las infraestructuras viarias de la Comunitat y generar espacios de trabajo compartidos con los ayuntamientos”, ha concluido Salvador.

Comentarios: 0

Tu email no será publicado. Los campos requeridos estan marcados con *