La Diputación convoca subvenciones para que los ayuntamientos adquieran vehículos eléctricos

La Diputació de València pone a disposición de los municipios de las comarcas de València una nueva convocatoria de subvenciones para la adquisición de vehículos eléctricos y la instalación de puntos de recarga. Este nuevo programa cuenta con un presupuesto de 750.000 euros y la cantidad máxima subvencionable para cada municipio será de 20.000 euros, tal y como han explicado la vicepresidenta de la Diputació, Maria Josep Amigó, y el diputado de Medio Ambiente, Josep Bort, durante la presentación de estas nuevas ayudas.

“El cambio de las flotas municipales por coches y otros vehículos eléctricos es una cuestión fundamental, porque sólo con que cambiásemos el 25% de los vehículos ligeros de las comarcas de València por vehículos eléctricos, se reducirían más de 140.000 toneladas de emisiones de CO2”, ha señalado la vicepresidenta Amigó.

La vicepresidenta ha explicado que “los ayuntamientos necesitan ayuda económica para poder hacer esta sustitución de sus vehículos, y es por eso que ofrecemos estas ayudas a los municipios tanto para poder cambiar el vehículo como para también instalar puntos de recarga para los mismos”. “Consideramos que es una ayuda que será muy bien recibida por parte de los ayuntamientos, porque todas las administraciones, tanto locales como supramunicipales, son conscientes de la importancia de la lucha contra el cambio climático”, ha puntualizado.

El diputado Josep Bort, por su parte, ha subrayado que “el vehículo eléctrico hoy es el presente, no es el futuro, y lo que tenemos que hacer desde las instituciones públicas es promover esas inversiones en puntos de recarga para complementar otras inversiones y ayudas que el Ivace ya puso en marcha el año pasado, y promocionamos también la compra de vehículos eléctricos”.

“El vehículo eléctrico no sólo es el coche, también entran dentro de las opciones los vehículos industriales eléctricos como furgonetas o triciclos, junto con otros, con la singularidad que pueden ser hasta cuatro los vehículos que se podrán subvencionar, cada uno con una cifra máxima de subvención”, ha detallado el diputado.

Esta nueva iniciativa del área de Medio Ambiente se enmarca en el conjunto de actuaciones encaminadas a luchar contra el cambio climático que desarrolla la corporación provincial como coordinadora territorial del Pacto de las Alcaldías por el Clima y la Energía. En el caso de los vehículos, la sustitución de un turismo o una furgoneta ligera por un modelo eléctrico permite reducir un 43,6% las emisiones de CO2 abocadas.

El sector del transporte emite el 31% de todas las emisiones de dióxido de carbono que se producen en las comarcas de València, en total más de 1,1 millones de toneladas. Esta cifra supone que, cada habitante, emite al año 0,6 toneladas de CO2.

Los criterios para la concesión de estas ayudas tienen en cuenta si el vehículo nuevo es para sustituir uno con motor de combustión; si el municipio ha firmado el Pacto de Alcaldías; si la localidad tiene aprobadas ordenanzas municipales en materia de movilidad sostenible; si el municipio concede bonificaciones al impuesto de vehículos de tracción mecánica para los vehículos eléctricos; y si el municipio ha subscrito el pacto Valenciano por la Movilidad Segura y Sostenible.

La Diputació, comprometida con la sostenibilidad 

La Diputació, como coordinador territorial del Pacto de las Alcaldías por el Clima y la Energía, tiene el objetivo de hacer llegar la iniciativa a las autoridades locales de su territorio para promover la adhesión, y también facilitar a los signatarios la asistencia técnica, económica, administrativa y política necesaria para lograr sus compromisos. En este sentido, llama la atención el gran incremento de alcaldías valencianas que se han sumado a esta iniciativa desde el 2015, cuando había solamente 17 entidades locales inscritas, y que actualmente son 222.

Este Pacto constituye el principal movimiento europeo en que participan las autoridades locales y regionales que han asumido el compromiso voluntario de reducir las emisiones de CO2 en un 40% antes del año 2030, con el propósito de mejorar la eficiencia energética, utilizar fuentes de energía renovable en sus territorios y desarrollar medidas para adaptarse a las consecuencias del cambio climático.

En el marco de estas acciones, durante los últimos meses la corporación provincial ha desarrollado una serie de jornadas comarcales para la promoción de la movilidad eléctrica, el autoconsumo energético, la transición eléctrica y la pobreza energética de la mano de Aselec.

Comentarios: 0

Tu email no será publicado. Los campos requeridos estan marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.