La Policía Nacional explica en el Colegio de Médicos las nuevas medidas contra las agresiones al personal sanitario

El Colegio de Médicos de Valencia ha acogido la reunión entre los representantes de los colectivos de médicos y enfermeros con los máximos responsables de la Policía Nacional designados para tratar de reducir las agresiones al personal sanitario. Los últimos tres años el ICOMV ha registrado un aumento de las agresiones a médicos del 55%, circunstancia posiblemente atribuible por un lado al aumento de la saturación y esperas en la sanidad, así como por la visualización del problema con diferentes campañas que animan a los profesionales a denunciar.

El Ilustre Colegio Oficial de Médicos de Valencia (ICOMV) informa que a la reunión acudieron en representación del personal sanitario la pdta del Colegio de Médicos de Valencia, Dra. Mercedes Hurtado, y el pte del Colegio de Enfermeros, Juan José Tirado. Asimismo, por parte de Policía Nacional asistió el interlocutor policial sanitario a nivel nacional, el comisario Javier Galván, el interlocutor territorial, inspector jefe Julio Jareño, y el jefe de grupo de seguridad privada, el inspector Luis Rojo.

Desde la corporación colegial destacan que durante la reunión los representantes policiales explicaron las medidas a implementar para reducir las agresiones tras la entrada en vigor de la Instrucción 3/2017, de la Secretaría de Estado de Seguridad, sobre medidas policiales a adoptar frente a las agresiones.

En ese sentido, el comisario Galván adelantó que desde el ministerio se está trabajando en la creación de herramientas telemáticas para facilitar la comunicación entre Policía y el personal sanitario para actuar de manera inmediata ante una posible agresión a un sanitario en situación de peligro.

Asimismo, durante el encuentro los máximos representantes policiales nacionales en materia de agresiones a sanitarios plantearon a los representantes sanitarios la realización de cursos y charlas formativas en la sede médica colegial con el objetivo de formar en técnicas y métodos para tratar de minimizar el nivel de agresividad en pacientes alterados. Dichas formaciones no son cursos de autodefensa sino la implantación de habilidades oratorias con el objetivo de reducir al máximo las situaciones de riesgo y evitar que se desencadenen o agraven posibles agresiones en atenciones sanitarias.

Del mismo modo, se plantearon acciones conjuntas para visualizar las medidas de los ministerios de Sanidad e Interior en la lucha contra las agresiones como campañas publicitarias y de concienciación. Dichas acciones irían dirigidas tanto a animar a los sanitarios a denunciar cualquier tipo de agresión, así como a advertir a los pacientes de las graves consecuencias de agredir al personal sanitario, más si cabe, desde la entrada en vigor en 2015 de la modificación del artículo 550 del Código Penal, que establece al personal sanitario como autoridad pública en el ejercicio de sus funciones.

En ese sentido, desde los colegios de médicos y enfermeros se mostró una absoluta sintonía con las medidas planteadas y consensuadas por los representantes policiales durante el encuentro para erradicar esta grave situación, mostrándose totalmente volcados en implantar dichas medidas con la mayor celeridad ante la gravedad del tema y la preocupación por el aumento exponencial de casos de agresiones los últimos años.

Comentarios: 0

Tu email no será publicado. Los campos requeridos estan marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.