Se recrudece el conflicto en Correos ante el segundo recorte en su financiación cercano al 70%

Comisiones Obreras, sindicato mayoritario en Correos, ha rechazado tajantemente el recorte del 70% de la prestación para el Servicio Postal Universal que realiza Correos en la Ley de Presupuestos Generales del Estado de 2017, actualmente en el Senado.

El sindicato considera una declaración de guerra que a los 61 millones recortados hace unos días, se sumen otros 62, lo que aumenta el recorte a un total de 123 millones. Este segundo golpe supone un hachazo financiero de dos tercios de la financiación, que tendrá claras repercusiones en el ya deficitario servicio prestado a los ciudadanos, y que acarrearía graves recortes de plantilla.

Ante el anuncio de movilizaciones, el Ministerio ha citado a CCOO junto con el resto de organizaciones sindicales, a una reunión que tendrá lugar el viernes 9 de junio, en la que CCOO espera que se restituya la financiación y se ponga fecha al Plan de Prestación Universal mandatado por la Ley, pendiente desde hace seis años.

Esta organización sindical ha manifestado su oposición frontal al segundo tijeretazo en la partida presupuestaria destinada a la prestación del servicio postal público que Fomento y Hacienda quieren aplicar a Correos en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2017.

El sindicato, que ya criticó en el inicio del debate de Presupuestos Generales del Estado el recorte de un tercio de la financiación, y de medio millón más para enjuagar los acuerdos políticos, considera que la eliminación de otros 62 millones de euros, suprimiendo 123 millones de los 180, es inadmisible, inexplicable y carece de justificación alguna en un servicio que se verá recortado en casi un 70% y que ya era claramente deficitario.

CCOO ha señalado que “Fomento y Hacienda están subastando Correos para salvar los Presupuestos Generales del Estado” y ha incidido en que este ataque directo a la empresa postal pública tiene el objetivo de llevar a la quiebra a Correos y de convertirla en una empresa de bajo coste.

La gravedad del recorte que el Gobierno quiere aplicar radica en que Correos es una empresa presente en todos los núcleos de población, en los más de 8.000 municipios, que ejerce un papel fundamental en la vertebración territorial, social y económica, una labor social y de país, que podrían ver truncada millones de ciudadanos al ver cómo la empresa queda reducida, menguada o incluso privatizada a la vez que se eliminan miles de puestos de trabajo.

El sindicato espera que en la reunión que se celebrará mañana viernes 9 de junio con Fomento se entre en profundidad a discutir contenidos y se fijen compromisos firmes sobre la viabilidad de la empresa.

CCOO exigirá la restitución completa de la partida presupuestaria que se quiere recortar y una discusión integral sobre el Plan de Prestación del Servicio Postal Universal pendiente desde hace más de seis años, cuantificada en torno a los 300 millones de euros. De lo contrario, “la movilización está garantizada con la consiguiente convocatoria de huelgas”.

Comentarios: 0

Tu email no será publicado. Los campos requeridos estan marcados con *