Presentan un proyecto para recuperar la lana de la oveja autóctona y la industria textil valenciana

Representantes de Esquellana y de la Concejalía de Agricultura del Ayuntamiento de València han presentado conjuntamente en el Mas del Fondo de Massarrojos un proyecto que pretende comprar la lana que actualmente los ganaderos echan o queman por falta de valor y convertirla en madejas 100% naturales sin fibras ni tintes artificiales ni sintéticos reactivando así la industria textil valenciana.

La lana del proyecto procede inicialmente de la única oveja autóctona de nuestro territorio, la guirra. Esquellana ha comprado sus primeros 1.600 kilos de lana del único ganado de ovejas guirra cercano a la ciudad de Valencia y dentro de su término municipal, propiedad de Ramón Sanfélix, en el Mas del Fondo Massarrojos.

El acto ha contado con la presencia de representantes de Esquellana; de la concejala de Agricultura, Horta y Pobles de València, Consol Castillo; del secretario general de LA UNIÓ de Llauradors, Ramón Mampel, y de representantes de Divalterra,entre otras personas.

El proyecto Esquellana está en la plataforma de micromecenazgo: http://www.lateuaterra.com/esquellana y tiene 39 días para conseguir su objetivo de convertir la lana de los ganaderos en ovillos .

Comentarios: 1

Tu email no será publicado. Los campos requeridos estan marcados con *

  1. Desde Crevillente, como ciudad por excelencia de fabricantes de alfombras, esta noticia nos da mucha ilusión por el calado tan importante que tiene. En la industrial textil y concretamente en el sector de los artesanos y tejedores de alfombras, es para nosotros una gran noticia, la cual aplaudimos y apoyamos. Uno de nuestros más importantes pilares es sin duda: la lana, la cual es la materia prima más importante en la que depositamos toda nuestra confianza y esperamos que sea de la mejor calidad posible, ya que en gran medida nuestro consumo es casi el 85% de la misma. El hecho de poder disponer de ella aquí en esta comunidad, que tan rica es en diversos aspectos industriales, culturales y de tradiciones avala aún más si cabe la riqueza de la que debemos estar todos los habitantes de esta región muy orgullosos de ser de aquí, de nuestra tierra.