El proyecto ‘Life Recypack’ transformará los residuos plásticos de los comercios en equipamiento para los municipios

El Instituto Tecnológico del Plástico (Aimplas), con la participación de la Diputació de València y otros seis socios, ha puesto en marcha el proyecto Life Recypack, un programa piloto capaz de transformar los residuos de los embalajes de plástico derivados de la actividad comercial en equipamiento para los municipios de las comarcas valencianas. Este proyecto, seleccionado por parte de la Comisión Europea para su financiación de entre más de 600 propuestas, ya ha comenzado a ejecutarse y se prolongará a lo largo de los próximos 30 meses, hasta marzo de 2020. El diputado de Medio Ambiente, Josep Bort, ha visitado las instalaciones de esta asociación de investigación de materiales plásticos y conexos para conocer los detalles de todo el proceso de reciclaje y reutilización.

Plásticos como el polietileno y el poliestireno expandido –conocido popularmente como ‘corcho blanco’–se suelen retirar utilizando los contenedores de recogida doméstica, los cuales no están adaptados para acoger esta tipología de residuos. Esta actuación ocasiona, a menudo, problemas medioambientales; saturación de los contenedores; abandono del residuo en la vía pública; e, incluso, problemas de funcionamiento en las plantas de tratamiento. En consecuencia, estos residuos suelen acabar contaminándose por el contacto con otros productos, dificultando, en ese caso, su reciclaje como materia prima de calidad. Desde la perspectiva de la economía circular, el programa Life Recypack pretende, precisamente, poner fin a estas problemáticas sociales, económicas y ambientales y dotar de una nueva vida útil a esta tipología de residuos, mediante la aplicación de un tratamiento específico que haga posible su recuperación.

El diputado de Medio Ambiente, Josep Bort, ha incidido en que la puesta en práctica de este proyecto «contribuye a mejorar la calidad de vida de la ciudadanía a partir del tratamiento y eliminación de los residuos derivados del polietileno y el poliestireno expandido», ha indicado. «Life Recypack pretende reincorporar esta tipología de residuos al circuito productivo: eliminándolo como residuo sólido urbano, efectuando una recogida diferenciada; y, finalmente, recurrir a los procesos tecnológicos para disponer nuevamente del producto como materia prima». Y que todo este proceso «cuente con la implicación de los municipios para que se puedan ver beneficiados», ha subrayado el diputado.

Por su parte, Aurelio Lázaro, miembro del Departamento de Gestión de Proyectos de Aimplas, ha remarcado que «mediante la aplicación de un sistema específico de gestión de residuos plásticos comerciales es posible obtener un gran valor añadido de este tipo de residuo». Es por ello, este proyecto lleva a cabo acciones piloto demostrativas en un total de tres regiones europeas: en Pisa (Italia), Tiszaújváros (Hungría), además de València. Y en estas demarcaciones se desarrollan cuatro acciones piloto de gestión selectiva de residuos comerciales y diversas pruebas de reciclaje circunscritas a otras cuatro estructuras comerciales, las cuales reciben un tratamiento específico: grandes almacenes, comercio urbano, pymes y cadenas de distribución.

«Precisamente, gracias a la implicación de la Diputació de València en el proyecto, dos de las cuatro demostraciones se llevan a cabo en la demarcación de València», ha indicado Raquel Giner, miembro del Departamento de Gestión de Proyectos de Aimplas. En concreto, una de estas acciones se va a desarrollar en varios municipios valencianos, mediante el establecimiento de un sistema de recogida de los residuos específico para los comercios locales. Además, se instalarán ‘puntos verdes’ para que las pymes puedan depositar los residuos e incentivar así la recogida de los plásticos.

Financiación europea

El 19 de mayo de 2017 la Unión Europea seleccionó el proyecto Life Recypack para su financiación, de entre más de 600 propuestas. La Comisión Europea, en el marco del programa LIFE, ha aprobado un presupuesto total de 984.466 euros, siendo subvencionado a fondo perdido en un 57%, hasta un máximo de 566.323 euros, durante los 30 meses de ejecución del proyecto.

Life Recypackha conseguido involucrar a los principales agentes interesados ​​en la gestión de residuos, tanto los generadores de los residuos, los responsables de su gestión –las entidades locales–, asociaciones del sector del plástico y los institutos tecnológicos interesados ​​en la búsqueda de soluciones para su valorización y su transformación en nuevos materiales.

La Diputació de València, desde el Área de Medio Ambiente, tiene la responsabilidad de trasladar las mejoras en la gestión de los residuos comerciales de origen urbano a los municipios de las comarcas valencianas. Por lo tanto, su principal función radica en ejercer de interlocutor entre los diferentes socios del proyecto y las autoridades locales, con el fin de conseguir que las innovaciones de este nuevo modelo de gestión de residuos puedan ser aplicadas en los municipios de la demarcación de València, en su conjunto.

Comentarios: 0

Tu email no será publicado. Los campos requeridos estan marcados con *