5 cosas que no sabías de los casinos

El juego y el azar son algo con un curioso atractivo para el ser humano. Nos gusta disfrutar de una buena partida, pero también sentir el riesgo de una apuesta o de dejar nuestras bazas en algo que se escapa a nuestro control. Como gran exponente tenemos a los casinos, unos lugares que llevan siglos acompañándonos y donde el dinero, las risas y las decepciones fluyen a partes iguales. Luces, todo tipo de juegos y gentío en unos sitios cargados de lujo y donde más de uno se deja caer cada vez que puede.

Es cierto que cada vez hay más posibilidades de disfrutar de la esencia de estos lugares desde casa. La tecnologia online ha propiciado la existencia de casinos en línea, salas virtuales donde los usuarios pueden jugar de forma similar a como lo harían en el establecimiento real. Salas de póker, juegos de ruletas, tragaperras… Todas las actividades, o más bien casi todas, se reúnen en estos sitios de internet para que la gente pueda pasar un buen rato jugando y, si así lo desea, apostando dinero real para que la diversión no sea el único beneficio.

Sin embargo, a pesar de la comodidad que supone tener este tipo de portales en línea a disposición, se pierde parte del espíritu del casino. Falta ese ambiente, ese gentío, el sonido de las máquinas, de la música ambiente y el contacto directo con los otros jugadores e incluso organizadores. Tienen algo que invita a seguir allí, dejándose llevar por sus brillos y el canto de las tragaperras; pero también tienen mucho que no sabemos, y es que los casinos tradicionales tienen muchas curiosidades que la gente normal suele desconocer.

¿Quieres saberlas? Vamos a explicarte algunas de las mayores curiosidades de los casinos, desde parte de su historia hasta elementos concretos que tienen en pleno siglo XXI.

Casinò di Venezia

El padre de todos los casinos es un edificio italiano llamado Casinò di Venezia. Construido en 1638, sigue en uso a día de hoy, era el lugar donde la gente acudía con su dinero para hacer apuestas en juegos de azar. Su concepto sentó las bases del juego y propició el nacimiento de muchos más negocios que trataban de imitar su modelo. Sí, este fue el germen, aunque las apuestas son algo que data de hace miles de años.

El más famoso, prohibido para sus cercanos

El establecimiento más famoso en el mundo del azar es el Casino de Montecarlo, en el distrito del mismo nombre. Sin duda, uno de los mayores reclamos y atractivos del Principado de Mónaco al que acuden millones de turistas durante todo el año tanto por la calidad de sus instalaciones como por la imponente presencia que tienen. Y hablamos de turistas porque los habitantes del principado no pueden entrar. Una ley de Mónaco prohíbe a sus ciudadanos entrar en salas de juego, por lo que son los únicos que no tienen la posibilidad de disfrutar de lo que se cuece en el interior.

Online nacido en los 90

El primer casino online, denominado como tal, nació en 1996. Tras la formación en el año 94 de la Dirección General del juego en Antigua y Barbuda, comenzaron a aparecer los primeros portales donde se realizaban transacciones virtuales. Pero no fue hasta dos años más tarde cuando Microgaming desarrollaría una tecnología que blindase las transacciones por internet y, como consecuencia, naciera Intercasino, el gran pionero y modelo seguido en todos los años posteriores.

Pensados para perderte

No nos referimos al dinero, sino a la estructura de los casinos. Están hechos de forma que sean un total laberinto para los que se encuentren dentro. De esta forma, no piensan en salir, sino en seguir explorando para ver qué hay en su interior (de hecho, los baños están colocados normalmente lejos de la salida o la entrada). Además, su iluminación está planteada para ser agradable y provocar calma, aunque los sonidos de las máquinas se hayan diseñados para que parezca que se estén repartiendo premios constantemente.

Culpables del sándwich
Ese pequeño bocadillo que tanto usamos para picar entre horas debe su nacimiento al Conde de Sandwich, John Montagu. Tal era su pasión por el juego y las apuestas que decidió inventar algo que le permitiera comer sin alejarse de las mesas. De esta manera, ideó el concepto de sándwich al que tanto recurrimos en la actualidad. Se lo debemos también a los casinos.

¿Conocías alguna de estas curiosidades? Como decíamos, hay mucho trasfondo tras esas luces y esa continua invitación al juego. Los casinos tienen muchísima historia detrás, como también muchas cosas que la mayor parte de la gente desconoce. Aquí hemos reunido algunas, pero son solo una parte de todo lo que realmente hay.

 

Comentarios: 0

Tu email no será publicado. Los campos requeridos estan marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.