Controles de tráfico los próximos días en las carreteras convencionales, como la CV-32

El delegado del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Juan Carlos Moragues, ha asistido hoy a uno de los primeros controles que realiza la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil que se ha realizado esta mañana en la carretera CV-32 en el término de Museros en la provincia de Valencia.

La campaña que se inició ayer tiene como objetivo concienciar a los conductores que la velocidad es uno de los factores que afectan a la accidentabilidad, y causante de víctimas mortales. El año pasado en las diferentes campañas de velocidad realizados por la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil se realizaron 47.666 controles, de los cuales 3.551 conductores iban a una velocidad superior a la permitida, es decir un 7,45%.

Tráfico recuerda que la velocidad, ya sea excesiva (por encima de los límites establecidos) o inadecuada (dentro de los límites pero sin ajustarse a las condiciones de la vía, el vehículo o el conductor) es un problema de seguridad vial en muchos países según establecen la Organización para la Cooperación y Desarrollo (OCDE) y la Conferencia Europea de Ministros de Transporte (ECMT). Según ambos organismos  la mitad de los conductores circulan a velocidad inadecuada y un 20% supera en 10 km/h el límite establecido.

No respetar los límites de velocidad es un elemento fundamental que determina la mayor o menor incidencia en la siniestralidad vial, la gravedad y el grado de lesión de las víctimas en caso de accidente de tráfico. Además, en el caso de accidentes mortales, en un 21% de ellos, la velocidad fue un factor concurrente en España y que puede extrapolarse a la Comunitat Valenciana.

“Los datos demuestran que el exceso de velocidad mata y por eso pedimos no bajar nunca la guardia y respetar las normas de circulación”, ha señalado Moragues quien ha recordado que la campaña que se inició ayer tiene por objetivo “concienciar a la población para que respeten los límites de velocidad establecidos es esencial para reducir la siniestralidad. Esta campaña se hace de forma simultánea en casi una treintena de países que integran la Organización  Internacional de Policías de Tráfico, de la que es miembro, la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil”.

El delegado del Gobierno ha recordado que la finalidad de estas campañas es concienciar y sensibilizar a los ciudadanos ya que, ha recordado, que la Ley de Tráfico establece la obligatoriedad de destinar las sanciones económicas a la financiación de la seguridad vial, prevención de accidentes y ayuda a las víctimas.

La velocidad también incide muy negativamente en el caso de los atropellos: en 2016, 386 peatones fallecieron atropellados (el 21% del total de fallecidos). A partir de 80 hm/hora es prácticamente imposible que un peatón se salve de un atropello, mientras que a una velocidad de 30 km/hora, el riesgo de muerte se reduce al 10%, por ello es muy importante respetar los límites de velocidad en vías urbanas, en las que está prohibido circular a más de 50 km/hora. Si los límites de velocidad en vías urbanas se respetaran siempre, el número atropellos mortales se reduciría de forma considerable.

Ante estos datos, como suele ser habitual, la DGT ha invitado a los Ayuntamientos a sumarse a la misma de modo que también en las vías urbanas se realice esta labor de concienciación y control de la velocidad, teniendo en cuenta que en las ciudades, los peatones son los usuarios que más fallecidos registran y la velocidad la principal causa de ellos.

 

Posible reducción del límite en carreteras convencionales

El delegado ha hablado de la posible reducción a 90km/h en las carreteras convencionales apuntada por Dirección General de Tráfico y que se basa en  estudios que aseguran que con esta diferencia de un 10Km/h de podrían reducirse las víctimas en un 10%. En las convencionales se producen 8 de cada 10 víctimas mortales por accidente de tráfico.

La Dirección General de Tráfico va a incluir en la nueva Ley de Tráfico, Circulación de Vehículos a motor y Seguridad vial una reducción genérica de la velocidad en carreteras convencionales.

Según explicó hoy el delegado recogiendo las declaraciones que hizo ayer el Gregorio Serrano, director de la DGT,  “la idea es que la totalidad de estas vías tengan un límite de velocidad de 90 km/h, límite que los titulares de estas vías podrían elevar a los niveles que consideraran razonables, atendiendo a la conservación y trazado de la misma. La evidencia científica y los accidentes que cada día se producen en nuestras carreteras nos llevan a reducir la velocidad como medida necesaria si queremos reducir la siniestralidad y el dolor de miles de familias”.

Según diversos estudios, una disminución del 1% de la velocidad media de una carretera, produce una reducción del 4% en las colisiones mortales (Nilsson). Por su parte Elvik mostró que reducir 10 km/h el límite de velocidad implica una rebaja de 2,5 km/h en la velocidad media. Teniendo en cuenta ambos autores, se podría afirmar que rebajar 10 km/h el límite de velocidad implicaría una disminución de la mortalidad en torno al 10%.

 

Comentarios: 0

Tu email no será publicado. Los campos requeridos estan marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.