La Diputación entrega 130.000 euros a 5 localidades de L’Horta para obras públicas

La Diputación de Valencia ha desarrollado el Plan de Actuaciones Programadas por el que ayudará con 131.758 euros a cinco municipios de la comarca de L`Horta en proyectos relacionados con la mejora de instalaciones de carácter público y obras municipales.

La localidad de Xirivella recibirá la suma de 79.758 euros para la adecuación del entorno del mercado municipal, que se encuentra en su segunda fase.

Asimismo, cuatro ayuntamientos de la comarca percibirán 13.000 euros cada uno para sus respectivos planes de actuación, que, en el caso de Alaquàs, se trata de una mejora de la accesibilidad en los espacios públicos abiertos, que afecta tanto a rampas y señales, como a bancos, papeleras, entre otros. Por su parte, Mislata percibirá la misma cantidad de dinero con el propósito de adecuar los itinerarios peatonales de acceso al pabellón polideportivo de “La Canaleta”. Además, los vecinos de Picanya podrán disfrutar de la renovación de la Casa de la Cultura, también con la misma dotación económica de 13.000 euros que establece la Diputación de Valencia. Y con la necesidad de construir una intersección mediante una rotonda en la Avenida Antic Regne de Valencia de acceso a su localidad, Quart de Poblet también se beneficiará de este Plan de Actuaciones Programadas que ha puesto en marcha el ente provincial

Seis millones para 191 obras urgentes

La Diputación de Valencia ha financiado en 2013 un total de 191 obras urgentes en los municipios de la provincia, con un total de 5,9 millones de euros, a través del Plan de Actuaciones Programadas (PAP).

La corporación provincial puso en marcha este año una nueva iniciativa de ayuda a los ayuntamientos, con un presupuesto inicial de cinco millones de euros, para intentar “paliar el deterioro de las haciendas locales causado por la crisis económica y asegurar la adecuada prestación de servicios a los ciudadanos”, según anunció el diputado de Cooperación Municipal, Juan José Medina.

Para ello, la institución provincial rediseñó su Plan de Actuaciones Programadas (PAP) y lo adaptó a la delicada situación que atravesaban los consistorios, con el fin de destinarlo a obras de carácter urgente y necesario en los municipios, que los ayuntamientos no podían acometer o completar por sí solos por falta de presupuesto.

El PAP 2013 se destinó, de este modo, a dar “la máxima transparencia y ordenación”, a partir de la creación de unas bases comunes a todos los consistorios, a la concesión de subvenciones que solicitan los alcaldes a la Diputación como necesidades apremiantes, por necesidad del servicio o el delicado estado de la infraestructura sobre la que es necesario operar.

Beneficiarios

En el programa de 2013 participaron municipios, entidades locales menores, mancomunidades e, incluso, agrupaciones de municipios.

Las obras preferentes a la hora de recibir ayuda económica de la Diputación fueron las relacionadas con el arreglo de espacios urbanos como parques, jardines, fuentes y paseos, la reposición de aceras y eliminación de barreras arquitectónicas en vías públicas.

También, las actuaciones relacionadas con la renovación de mobiliario urbano y de las redes de alumbrado público, así como aquellas que tuvieran mayor incidencia en la mejora de la calidad de vida de los vecinos del municipio.

“En definitiva, obras urgentes relacionadas con equipamiento, urbanización y el ciclo integral del agua, además de las relacionadas con la conclusión de inversiones realizadas por los consistorios a través del capítulo seis de sus presupuestos”, según Medina.

Comentarios: 0

Tu email no será publicado. Los campos requeridos estan marcados con *