La concesionaria de la piscina de Benetússer realiza la entrega de llaves previa a la liquidación del contrato

Responsables de la empresa concesionaria de la piscina cubierta de Benetússer han entregado esta mañana al Ayuntamiento las llaves de las instalaciones, que llevaban tres años y medio cerradas. El centro deportivo permanecía cerrado desde el 15 de marzo de 2014 por decisión unilateral de la propia concesionaria, mientras el asunto se dirimía en los juzgados. Tras la entrega de las llaves efectuada a la alcaldesa, Eva Sanz, previa a la liquidación del contrato, el Ayuntamiento ha anunciado ya la rehabilitación y reapertura de las instalaciones, las cuales se espera que estén de nuevo en funcionamiento la próxima primavera.

Tras un largo litigio, una decisión judicial que insta a la liquidación del contrato entre la empresa y el Ayuntamiento de Benetússer ha propiciado la entrega de las llaves de la piscina por parte de la mercantil al Ayuntamiento. En cuanto al pago por parte del Ayuntamiento de lo que reclama la empresa, que está inmersa en un concurso de acreedores, para proceder a la liquidación del contrato, desde el Ayuntamiento se indica que, por el momento, “se está valorando por parte de los técnicos municipales” y que “se anunciará en el pleno municipal en el mes de octubre”. En este sentido, se recuerda que “en el último presupuesto municipal se consignaron 1,9 millones de euros para hacer frente a este pago, gracias al saldo positivo con el que se cerró el ejercicio anterior”, y que, “de esta forma, no será necesario solicitar un préstamo”.

El Ayuntamiento y la concesionaria firmaron en 2009 un contrato por el que la empresa Benetússer Centro Deportivo SL se hacía con la gestión de las instalaciones. En ese acuerdo, el consistorio se comprometía a abonar una cantidad en concepto de canon cada uno de los treinta años de duración del contrato. Sin embargo, el Ayuntamiento dejó de abonar las cantidades argumentando que la obra, responsabilidad de la empresa concesionaria, no se había entregado finalizada, ya que, en el acuerdo, la mercantil se comprometía a implementar mejoras como un aparcamiento y un restaurante que nunca se llegaron a materializar. El 15 de marzo de 2014, la empresa decidió cerrar unilateralmente. Comenzó entonces el procedimiento judicial que ha conllevado la decisión del juez de instar a la liquidación del contrato y ha propiciado la entrega de las llaves.

La alcaldesa de Benetússer, Eva Sanz, ha mostrado su satisfacción por este paso definitivo para recuperar la piscina. “Estamos muy contentos de poder ponernos a trabajar ya en la puesta en marcha de nuestra piscina. Han sido dos años y medio de muchas gestiones y trabajo por parte del equipo de gobierno para conseguirlo. Lo teníamos como un objetivo prioritario en la legislatura y, si todo va bien, el próximo verano ya nos podremos bañar en nuestra piscina”, ha explicado.

Comentarios: 0

Tu email no será publicado. Los campos requeridos estan marcados con *