El Ayuntamiento de Manises presenta un avance del informe sobre la situación social del municipio

El Ayuntamiento de Manises ha presentado ante las asociaciones y medios de comunicación un avance del informe que analizará la situación de la prestación de los servicios sociales en el municipio. En el acto al que han asistido, Carles López, concejal de Progreso Social, Jesús Borrás i Sanchis, alcalde de Manises y Josep Vicent Pérez, investigador de la Universitat de València, se han presentado algunos de los datos obtenidos en la dos encuestas que se han llevado a cabo. La cuestación se ha realizado de de forma telefónica entre los ciudadanos que no son usuarios de lo servicios sociales y otra presencial que recoge el sentir de los vecinos que sí usan estas ayudas. Este trabajo se está llevando a cabo, explica el alcalde de Manises, “por el compromiso que adquirimos con la ciudadanía para ofrecer una radiografía de la situación real de los servicios sociales del municipio con la finalidad de realizar los cambios que se consideren oportunos para optimizar el servicio prestado”. Hace unos meses los investigadores de la Universitat de València vinieron del departamento de desarrollo de la Universitat de Valéncia para comenzar con el estudio. Los investigadores apuntan a que este estudio es una oportunidad muy interesante para conocer la realidad social. Han asegurado que ya han recabado toda la información de la primera parte del informe, concretamente la cuantitiva, y que tras el análisis de los datos obtenidos y la segunda parte cualitativa, que se comenzará en breve, se podrá obtener una radiografía del estado actual. Para la encuesta telefónica se han efectuado un total de 400 entrevistas con las que se ha querido testear las distintas zonas del municipio, lo que ha supuesto unas 70 encuestas por barrio. El periodo observado por la Universitat comprende los últimos 10 años, de los 30 que el servicio lleva en funcionamiento en el consistorio. “Queremos estudiar los cambios que se han producido en la sociedad y conocer la razón que los ha causado, siempre partiendo de los precedentes”, asegura Pérez. Los investigadores han querido dar a conocer parte de su trabajo a los asistentes ofreciendo datos y tendencias de interés, como el crecimiento poblacional del 2006 al 2016 en 1.000 nuevos empadronamientos. Un extra de vecinos que han recibido atención con los mismos recursos personales con los que ya contaba la administración. “La media de técnicos es de 6 personas, no es muy alta pero si su nivel de compromiso y capacidad de servicio”, explica Pérez. En cuanto a los servicios económicos ofrecidos por la administración local, se han aumentado considerablemente ya que han pasado de los 55.000 euros en 2006 a los 400.000 euros aproximadamente destinados a ayuda social en 2015 y 2016. También Pérez, ha destacado que el aumento de la demanda de servicios sociales no se ha producido porque residan más personas en el municipio, sino porque las necesidades sociales han cambiado y se modifican. Por ello, es necesario adaptar las herramientas para poder atenderlas. Los datos provisionales arrojados en la presentación apuntan a una significativa problemática en las familias en situación desfavorecida en cuanto al pago de hipotecas y alquiler de la vivienda como muestra de esa evolución y cambio en la necesidades. En la actualidad, prosigue Pérez, el consistorio también garantiza la asistencia de niños de familias desfavorecidas, con ayudas que les permiten disfrutar de las actividades lúdico deportivas que organiza el Ayuntamiento. Además, el recurso de teleasistencia, y desde la Ley de Atención de la Dependencia, a aumentado sus usuarios, pasando de 24 en 2008 a 148 en el 2009, suponiendo un incremento observable y considerable que se produjo en tan sólo un año. “Otro de los datos significativos sobre los que se debe trabajar y que son elevados y preocupantes es el absentismo escolar”, añade Pérez. Por ello desde el Observatorio de la Educación de la Universitat se están estudiando políticas que se puedan desarrollar sobre las labores que ya se llevan a cabo desde el Ayuntamiento. Del mismo modo, también es significativo que servicios muy valorados por los vecinos encuestados telefónicamente, como el hogar de los jubilados, no sean utilizados ni frecuentados por los usuarios de los servicios sociales. Así mismo, los datos ofrecidos demuestran que es mayoritariamente la mujer la que acude a solicitar los servicios sociales con un porcentaje del 75%. Servicios prestados a personas necesitadas o en riesgo de exclusión de las que 1 de cada 4 son de procedencia extranjera. Los encuestados señalan como objetivos de prioridad de intervención las políticas sociales con la juventud, los discapacitados, la atención a los mayores y a la mujer. El estudio llevado a cabo hasta el momento también hace patente el incremento de la existencia de unidades familiares monoparentales y el aumento del número de familias que comparte vivienda con muchos miembros en la misma casa. La calificación general de los servicios municipales sociales del Ayuntamiento de Manises en la actualidad es de un Notable de media como percepción de todos los ciudadanos y más positiva todavía entre los usuarios (un 25% de la población de la ciudad). Habrá que esperar para ver la información y que hay detrás de los datos que hoy se han expuesto en el consistorio con el fin de elaborar un informe completo y con mejoras para optimizar la prestación de servicios sociales en el municipio”, concluye Pérez, quien también ha anunciado que en el mes de marzo se pondrá en marcha la Renta Valenciana de inclusión con lo que se deberán vincular las ayudas de los servicios sociales a políticas de reinserción laboral a través de las oficinas de desarrollo económico. Actualmente el consistorio tiene un funcionamiento servicios como la Atención personalizada a la dependencia, Atención a la violencia de género, Unidad de prevención comunitaria de conductas adictivas ( Upcca), Políticas de atención a la familia y a la infancia (Seafi) y el Punto de Encuentro Familiar. Con este estudio, el consistorio podrá optimizar la prestación de los servicios con un mayor conocimiento de la realidad de su ciudad.

El Ayuntamiento de Manises ha presentado  ante las asociaciones y medios de comunicación un avance del informe que analizará la situación de la prestación de los servicios sociales en el municipio. En el acto al que han asistido,  Carles López, concejal de Progreso Social, Jesús Borrás i Sanchis, alcalde de Manises y Josep Vicent Pérez, investigador de la Universitat de València,  se han presentado algunos de los datos obtenidos en la dos encuestas que se han llevado a cabo. La cuestación se ha realizado de forma telefónica entre los ciudadanos que no son usuarios de lo servicios sociales y otra presencial que recoge el sentir de los vecinos que sí usan estas ayudas.

Este trabajo se está llevando a cabo, explica el alcalde de Manises, “por el compromiso que adquirimos con la ciudadanía para ofrecer una  radiografía de la situación real de los servicios sociales del municipio con la finalidad de realizar los cambios que se consideren oportunos para optimizar el servicio prestado”. Hace unos meses los investigadores de la Universitat de València vinieron del departamento de desarrollo de la Universitat de Valéncia para comenzar con el estudio.

Los investigadores apuntan a que este estudio es una  oportunidad muy interesante para conocer la realidad social. Han asegurado que ya han recabado toda la información de la primera parte del informe, concretamente la cuantitiva, y que tras el análisis de los datos obtenidos y la segunda parte cualitativa, que se comenzará en breve, se podrá obtener una radiografía del estado actual. Para la encuesta telefónica se han efectuado un total de 400 entrevistas con las que se ha querido testear las distintas zonas del municipio, lo que ha supuesto unas 70 encuestas por barrio.

El periodo observado por la Universitat comprende los últimos 10 años, de los 30 que el servicio lleva en funcionamiento en el consistorio.  “Queremos estudiar los cambios que se han producido en la sociedad y conocer  la razón que los ha causado, siempre partiendo de los precedentes”, asegura Pérez.

Los investigadores han querido dar a conocer parte de su trabajo a los asistentes ofreciendo datos y tendencias de interés, como el crecimiento poblacional del 2006 al 2016 en 1.000 nuevos empadronamientos. Un extra de vecinos que han recibido atención con los mismos recursos personales con los que ya contaba la administración. “La media de técnicos es de 6 personas, no es muy alta pero si su nivel de compromiso y capacidad de servicio”, explica Pérez.

En cuanto a los servicios económicos ofrecidos por la administración local, se han aumentado considerablemente ya que han pasado de los 55.000 euros en 2006 a los 400.000 euros aproximadamente destinados a ayuda social en 2015 y 2016.

También Pérez, ha destacado que el aumento de la demanda de servicios sociales no se ha producido porque residan más personas en el municipio, sino porque las necesidades sociales han cambiado y se modifican. Por ello, es necesario adaptar las herramientas para poder atenderlas. Los datos provisionales arrojados en la presentación  apuntan a una significativa problemática en las familias en situación desfavorecida en cuanto al pago de hipotecas y alquiler de la vivienda como muestra de esa evolución y cambio en la necesidades.

En la actualidad, prosigue Pérez, el consistorio también garantiza la asistencia de niños de familias desfavorecidas, con ayudas que les permiten  disfrutar de las actividades lúdico deportivas que organiza el Ayuntamiento.

Además, el recurso de teleasistencia, y desde la Ley de Atención de la Dependencia, a aumentado sus usuarios, pasando de 24 en 2008 a 148 en el 2009, suponiendo un incremento observable y considerable que se produjo en tan sólo un año.

“Otro de los datos significativos sobre los que se debe trabajar y que son elevados y preocupantes es el absentismo escolar”, añade Pérez. Por ello desde el Observatorio de la Educación de la Universitat se están estudiando políticas que se puedan desarrollar sobre las labores que ya se llevan a cabo desde el Ayuntamiento.

Del mismo modo, también es significativo que servicios muy valorados por los vecinos encuestados telefónicamente, como el hogar de los jubilados, no sean utilizados ni frecuentados por los usuarios de los servicios sociales. Así mismo, los datos ofrecidos demuestran que es mayoritariamente la mujer la que acude a solicitar los servicios sociales con un porcentaje del 75%. Servicios prestados a personas necesitadas o en riesgo de exclusión de las que 1 de cada 4 son de procedencia extranjera.

Los encuestados señalan como objetivos de prioridad de intervención las políticas sociales con la juventud, los discapacitados, la atención a los mayores y a la mujer.

El estudio llevado a cabo hasta el momento también hace patente el incremento de la existencia de unidades familiares monoparentales y el aumento del número de familias que comparte vivienda con muchos miembros en la misma casa.

La calificación general de los servicios municipales sociales del Ayuntamiento de Manises en la actualidad es de un Notable de media como percepción de todos los ciudadanos y más positiva todavía entre los usuarios (un  25% de la población de la ciudad).

Habrá que esperar para ver la información y que hay detrás de los datos que hoy se han expuesto en el consistorio  con el fin de elaborar un informe completo y con mejoras para optimizar la prestación de servicios sociales en el municipio”, concluye Pérez, quien también ha anunciado que en el mes de marzo se pondrá en marcha  la Renta Valenciana de inclusión con lo que se deberán vincular las ayudas de los servicios sociales a políticas de reinserción laboral a través de las oficinas de desarrollo económico.

Actualmente el consistorio tiene un funcionamiento servicios como la Atención personalizada a la dependencia, Atención a la violencia de género, Unidad de prevención comunitaria de conductas adictivas ( Upcca), Políticas de atención a la familia y a la infancia (Seafi) y el Punto de Encuentro Familiar. Con este estudio, el consistorio podrá optimizar la prestación de los servicios con un mayor conocimiento de la realidad de su ciudad.

Comentarios: 0

Tu email no será publicado. Los campos requeridos estan marcados con *