La verdad sobre las ayudas de acceso a la vivienda

Rebeca Berga

Las cosas claras. Blanco sobre negro. Las mentiras tienen las patas muy cortas y así podríamos seguir largo y tendido. Pero a lo que vamos. Vamos a contar las cosas tal y como son, porque los primeros que tienen que tomar la palabra son los afectados por las Ayudas del Cheque Acceso a la Vivienda que la Generalitat Valenciana adeuda a miles y miles de valencianos desde hace más de 6 años.

En Paterna, Burjassot, Torrent, Quart de Poblet… En casi todos los pueblos de L’Horta hay afectados por estas ayudas. Sus nombres Raúl, Raquel, Verónica, Arantxa… ¿Sigo? Imposible nombrar a los 50.000 afectados.
En los últimos días, en concreto el día 25, la Generalitat Valenciana emitió un comunicado en el que anunciaba que ya se habían pagado los primeros 10 millones de euros mensuales que se comprometió a abonar durante este año. El mes de febrero ya estaba pagado. Pues bien, la verdad es que los afectados no pueden comprobar si es verdad lo que dicen. Deben confiar en su palabra, y tal y como está el patio, tienen el derecho a la duda.
¿Y por qué? Se preguntarán, porque se niegan a hacer público un listado mensual con los nombres de los beneficiarios y con el montante total de dinero entregado los afectados, a diferencia de otros, no tienen ningún contrato de confidencialidad firmado con la Generalitat. Lo único que quieren es saber la verdad.
El comunicado de la Generalitat sigue explicando que de esta manera se continúa con el cumplimiento de los pagos comprometidos y durante este año, el Consell abonará un mínimo de 110 millones de euros, a razón de 10 millones al mes. Con todo ello, al finalizar 2015 la previsión es que se hayan pagado casi 200 millones de euros de las ayudas a la vivienda, lo que correspondería al 65% de la deuda, y en los primeros meses de 2016 se saldaría la totalidad de la misma.
¿Y por qué 10 millones al mes? Si la deuda está reconocida y está la partida presupuestaria para saldarla, por qué no se abona uno detrás de otro; sí, como nos enseñaban en el colegio detrás del 1 el 2; y se paga por orden de solicitud todas las ayudas que se puedan pagar con esos 110 millones de euros.
Porque no me negarán que no es de demagogos alargar una angustia, una angustia por la que están atravesando miles y miles de familias valencianas que necesitan como el comer esa ayuda para hacer frente a los pagos. Porque no nos olvidemos que la ayuda está reconocida y tienen que pagarla, en algunos casos desde marzo de 2009.
No todas las familias estarán pasando por situaciones difíciles económicamente hablando, pero todas (sin excepción) tienen derecho a cobrar YA lo que se les adeuda.
La Conselleria también ha indicado en numerosas ocasiones que se siguen el orden de concesión de las ayudas. ¿Perdón? ¿Qué orden? ¿El del montón de papeles que tiene en su mesa el funcionario? Porque la verdad, es que no hay ningún orden. Los afectados a través de las redes sociales están en contacto y saben que hay familias con la ayuda reconocida en 2010 que ya han cobrado y otras de 2009 que miran con impotencia (por ponerle un nombre fino) el orden de pago.
Los afectados están contentos con que se hagan los pagos pero que se respete el orden, es una cuestión de justicia.

Casos de especial vulnerabilidad
Hace ya más de año y medio, en la segunda mitad del 2013, la Generalitat Valenciana destinó una partida de un millón de euros para hacer frente al pago de ayudas a las familias con casos de especial vulnerabilidad. Pues bien, ha sido en febrero de este año cuando se ha hecho público el listado en el que se puede conocer qué beneficiarios cumplían los requisitos y han cobrado, cuáles no los cumplían y cuales los cumplían y no han cobrado por falta de presupuesto.
80 familias se encontraban en esta última situación. 80 personas que necesitaban urgentemente que se les abonara las ayudas porque su situación era límite y tenían prioridad para cobrar. Por decencia política, por dignidad y por respeto a las personas tenían que haber abonado esas ayudas. Porque seguro que no llegarían a los 200.000 euros todas estas ayudas, ¿no hay partida presupuestaria o no hay vergüenza?
La verdad. La verdad es que no hay derecho a que se actúe así con miles y miles de familias valencianas.
Y sí. Por si no se habían dado cuenta, yo también soy una de la afectadas.

Comentarios: 0

Tu email no será publicado. Los campos requeridos estan marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.