Los vecinos de Mislata salen a la calle para pedir la dimisión del conseller de Sanidad y la salida del área de Manises

Los vecinos de Mislata siguen en pie de guerra contra la Generalitat. Dos años después de las últimas movilizaciones, la Coordinadora de Asociaciones de Vecinos de Mislata ha vuelto a convocar a la ciudadanía a salir a la calle para exigir una vez más al Partido Popular el cumplimiento de los compromisos del Hospital Militar. Esta tarde, los vecinos se han concentrado en la Plaza de la Constitución para pedir, como rezaban sus pancartas, la dimisión del conseller de Sanidad y la salida inmediata de Mislata del área de salud de Manises, de gestión privada.

Han pasado ya más de cuatro años desde que se firmó aquel documento y la Conselleria de Sanitat no ha hecho nada por cumplir su palabra de dotar el Hospital Militar y convertirlo en un “hospital de referencia” para los vecinos de Mislata. En aquel documento, la Generalitat se comprometía a poner en marcha toda una serie de servicios asistenciales en el antiguo Vázquez Bernabeu, pero lo cierto es que a día de hoy no hay rastro de aquellos seis millones de euros en inversiones prometidas y la calidad del servicio sanitario no ha hecho más que empeorar.

Como en todas las movilizaciones anteriores, a la concentración de esta tarde ha asistido también el alcalde de la ciudad, Carlos Fernández Bielsa. La máxima autoridad municipal ha acusado al PP de “mentir” a la ciudadanía, porque según sus palabras, “nunca han tenido intención de hacer del Hospital Militar nuestro hospital de referencia. Al contrario, lo único que les preocupaba era que saliéramos de La Fe y obligarnos a ir a Manises para favorecer así a las empresas que lo gestionan, tratándonos como simple mercancía”.

El Ayuntamiento aprobó hace un mes una moción presentada por el Grupo Socialista y apoyada por EUPV que ya reflejaba el sentir general de los vecinos: “Los ciudadanos y ciudadanas de Mislata teníamos razón cuando salimos a la calle a protestar y hoy podemos comprobarlo. El Partido Popular nos engañó”, aseguraba el texto de aquella moción, cuyas propuestas de acuerdo eran “solicitar la dimisión del conseller de Sanidad, exigir a la Generalitat el cumplimiento urgente de los compromisos firmados en 2009, rechazar la privatización de los hospitales públicos y pedir el traslado de Mislata al área de gestión pública más próxima”.

Tal y como recordaba la moción, el gobierno de Bielsa junto con los colectivos vecinales “se han reunido en numerosas ocasiones con representantes del Gobierno Valenciano. Dos años de bonitas palabras pero ningún hecho, ya que no han cumplido nada de lo que prometieron”. A día de hoy, el Hospital Militar sigue sin contar con un área de laboratorio, área de radiodiagnóstico, farmacia, Siap y Servicios Sociales, TMNA y SAMU, servicio de cirugía ambulatoria, unidad de ingreso de corta estancia, servicio de urgencia y centro de planificación familiar, y además tampoco están las 21 especialidades médicas prometidas.

Comentarios: 0

Tu email no será publicado. Los campos requeridos estan marcados con *