Mislata abre las puertas de La Fábrica

Las puertas de La Fábrica se han abierto para dar paso a los ciudadanos de Mislata. Y la espera bien ha valido la pena, porque centenares de mislateros y mislateras no han querido perderse la puesta de largo de este moderno y vanguardista centro sociocultural, que desde ya se ha convertido en uno de los nuevos emblemas de la ciudad.

La fiesta de inauguración ha contado con un sinfín de animaciones y actuaciones musicales, pero sobre todo ha servido para que los vecinos, organizados por grupos en visitas guiadas, hayan podido conocer los más de 3.000 metros cuadrados de instalaciones públicas. El alcalde, Carlos Fernández Bielsa, acompañado por el secretario general del PSPV, Ximo Puig, ha sido el encargado de inaugurar La Fábrica en un día histórico para la ciudad.

Durante su intervención, Bielsa ha recordado el origen de un proyecto que por falta de previsión, ha dicho, “estaba destinado a dormir el sueño de los justos”. “Era preciso hacer lo posible para dar respuestas y soluciones urgentes, para crear futuro y esperanza en un lugar que no lo tenía. Y aquí estamos”. El alcalde ha defendido su nuevo proyecto de La Fábrica asegurando que es “un espacio para jóvenes y mayores, para emprendedores y creadores, para la formación y la cultura. Un espacio de todos y para todos”.

Además, Bielsa también ha tenido palabras de agradecimiento para uno de los vecinos más ilustres de Mislata, el artista Miquel Navarro, que ha donado una importante colección de obras que se expondrán de forma permanente en La Fábrica, entre ellas la escultura que preside la entrada principal.

Desde que el pasado 7 de enero abriera la sala de estudio, en horario de 24 horas, centenares de jóvenes que preparan en estos días sus exámenes habían pasado ya por La Fábrica.

La Fábrica cuenta con una docena de espacios distintos, la mayoría de uso general, excepto tres, el espacio Convivencia, Experiencia y Participa, que son tres áreas exclusivas para el asociacionismo y la participación de las personas mayores. Del resto, destaca por ejemplo el espacio Crea, una amplia sala de 500m2 dedicada a las artes escénicas, la creación plástica y la música; el espacio Multimedia, una sala tecnológica con equipos informáticos para impartir cursos y talleres; el espacio Idea, con pizarras digitales interactivas para programas formativos y presentaciones visuales; el espacio Emprende, el rincón de la innovación empresarial y área de coworking o el espacio Conecta, pensado para el descanso entre las sesiones de estudio y trabajo, con zona wifi y publicaciones de libre acceso.

Los más pequeños tienen su rincón en La Fábrica en una ludoteca con juegos infantiles y herramientas didácticas, las asociaciones disponen de una zona con despachos y salas de reuniones, además de una amplía cafetería.

Comentarios: 0

Tu email no será publicado. Los campos requeridos estan marcados con *