Mislata reduce a la mitad su deuda en cuatro años

La Corporación Municipal de Mislata celebró ayer por la tarde un pleno de marcado carácter económico. El primero de los puntos del órden del día era el conocimiento de la liquidación del presupuesto del ejercicio 2014, realizada por los servicios económicos del Ayuntamiento y certificada por la interventora municipal. De los muchos datos que ofrece la liquidación, el más importante es el relativo al nivel de deuda del Ayuntamiento, que cifra en 26.101.373,12€.

En la liquidación de las cuentas municipales del ejercicio anterior aún no computa la sentencia que obliga a Lubasa a devolver 6.105.176,10€ por las irregularidades en la liquidación de los aparcamientos. Cuando sea firme y pueda ejecutarse, el Ayuntamiento habrá reducido a la mitad la deuda de 40 millones de euros que la auditoría económica certificó al inicio de la legislatura. Para el alcalde, Carlos Fernández Bielsa, estas cifras confirman “el fin de la etapa de despilfarro económico del Partido Popular” y demuestran que “es posible doblar el gasto en políticas sociales manteniendo la estabilidad presupuestaria: eliminando gastos superfluos, renegociando contratos, municipalizando servicios y aplicando criterios de eficacia y eficiencia en la gestión municipal”.

Además de la deuda, la liquidación también arroja otros datos positivos del estado de las cuentas del Ayuntamiento de Mislata, como el remanente positivo de tesorería de 1.658.041,49€ o el superávit financiero de 1.026.021,88€. Tras varios años con remanentes negativos, en 2013 se invirtió la tendencia y Mislata ya registró un superávit que ahora se repite confirmando el cambio de tendencia. La concejala de Hacienda y portavoz municipal, Mª Luisa Martínez, defendió ayer en el pleno la gestión económica de su gobierno: “Aún nos queda mucho por hacer, pero estas cifras son el mejor aval de que vamos en la dirección correcta”.

Desde el inicio de la legislatura, la deuda pública ha sido el principal lastre de la economía del Ayuntamiento de Mislata. Tras la liquidación de los aparcamientos a Lubasa, el Consistorio alcanzó un nivel de endeudamiento del 126,9%, casi 40 millones de euros, un dato histórico por encima incluso del máximo permitido por la Ley de Haciendas Locales (110%).

Esta situación, de extrema gravedad, se ha ido reconduciendo durante estos últimos cuatro años años hasta caer al 103,2% en 2013 y el 99,31% en esta última liquidación de 2014. Esta reducción supone al Ayuntamiento recuperar su capacidad de financiación y afrontar los próximos años con mejores perspectivas. Las previsiones del gobierno, asegura Mª Luisa Martínez, son llegar al 67,45% en 2017.

Comentarios: 0

Tu email no será publicado. Los campos requeridos estan marcados con *