El Ayuntamiento de Paiporta rebaja a 27 días el plazo de pago a proveedores, que estaba en 400 en 2012

El Ayuntamiento de Paiporta ha cerrado el año 2017 con un periodo medio de pago a proveedores negativo. Es decir, el consistorio paiportino paga a las empresas y los servicios que contrata en menos de 30 días, que es el momento a partir del cual empieza a contar esta magnitud. El indicador, puesto en marcha al 2012 por el Ministerio de Hacienda para calibrar la capacidad de las entidades locales para cumplir sus compromisos con proveedores externos, sirve para valorar la solvencia económica de los ayuntamientos.

La evolución de Paiporta en esta magnitud ha sido espectacular en los últimos años. Según datos facilitados por el departamento de Tesorería del Ayuntamiento, Paiporta llegó al récord de 400 días en 2012, justo al inicio de la segunda legislatura del Partido Popular. Esto quiere decir que una empresa que trabajara para el Ayuntamiento tenía que esperar casi un año y medio para cobrar. Actualmente, después del cambio de gobierno producido en 2015, las empresas cobran de media a los 27 días de haber realizado el trabajo.

Esta mejora en una magnitud que es fundamental para testar la capacidad de gestión, el buen funcionamiento interno y la solvencia económica de cualquier consistorio, y de la cual depende, por ley, la capacidad para hacer inversiones con el remanent positivo de tesorería, se combina con otras buenas cifras que se han conocido recientemente: El Ayuntamiento de Paiporta canceló a finales de 2017 toda su deuda con los bancos, una deuda que el Partido Popular elevó hasta los 11,6 millones en 2011. Además, el consistorio aprobó la realización de inversiones por valor de 1,8 millones de euros el pasado mes de julio, actuaciones que ya se están llevando a cabo.

Dentro de estas inversiones, actualmente se está creando la conexión del carril bici entre ambos lados del barranco, a través del Puente Nuevo, y acaba de empezar la construcción de la nueva pista de patinaje, al final de la Calle Jaume I. Hay también en marcha un proyecto para convertir la piscina municipal en una piscina lúdica, donde el consistorio invertirá prácticamente 400.000 euros. “Éste se un ejemplo más de lo que pasa cuando el dinero se gestiona de manera responsable, pensando en el bien común y no en el interés personal”, ha afirmado la concejala de Hacienda y Administración General, Beatriz Jiménez, que ha subrayado cómo “en dos años y medio hemos conseguido sanear el Ayuntamiento y poner orden en las cuentas municipales”.

Para la titular de Hacienda, “los gobiernos del PP fueron nefastos para las arcas del Ayuntamiento de Paiporta”, puesto que “después de la primera legislatura de Vicente Ibor, se llegó a casi 12 millones de euros de deuda, y a pagar a 400 días a los proveedores. Afortunadamente ahora somos uno de los pueblos mejor gestionados, como demuestran los datos”, ha concluido Jiménez.

Comentarios: 0

Tu email no será publicado. Los campos requeridos estan marcados con *