Paterna promociona sus monumentos históricos y rescata una antigua galería del siglo XI como reclamo turístico

La Asociación Profesional de Guías de Turismo de la Comunitat Valenciana recorrió la pasada semana algunos de los edificios más representativos del municipio con el objetivo de apoyar la difusión de sus reclamos turísticos más significativos. Acompañados por la teniente alcalde del área de Promoción y Dinamización Municipal, Sara Álvaro, así como por técnicos municipales, los miembros de la ejecutiva de esta entidad conocieron aspectos del municipio, su historia, fiestas y patrimonio, visitando algunos de los espacios más destacado como las cuevas de la Torre, cuevas de la calle presbítero Miguel Perez, casas típicas del municipio, Museo de la Cérámica, etc. También se acercaron las zonas empresariales de Paterna, ya que se interesaron por conocer las posibilidades del denominado turismo de negocios, que se da en Paterna. El Ayuntamiento, a través de la Concejalía de Turismo, ha procedido a una actuación de mejora del ornato de algunos de estos lugares emblemáticos con el objetivo de reforzar las rutas turísticas del municipio. Se ha introducido una nueva señalización en algunos de los espacios más significativos caso del Palacio del Ayuntamiento, Torre, Cuevas del entorno de la Torre, Coves del Batà, Museo de Cerámica, Calvario y Estación de Campamento. Dichas señales explican la historia, origen, procedencia y elementos significativos del edificio, haciendo posible mediante un código QR que a través de un móvil tipo smartphone personas con discapacidad puedan acceder a la información.

Una de las grandes novedades presentadas es la apertura al público tras su nueva decoración de una galería que existe bajo el Calvario. Se trata de la antigua galería del Alcázar, también denominado Castillo de Paterna, cuya construcción data del siglo XI en plena época islámica, coincidiendo también con la construcción de la emblemática Torre moruna. Tras la desaparición del Castillo en torno al siglo XIV se da un periodo de tiempo en el que apenas hay documentación de la misma, hasta que una comisión compuesta entre otros por el arquitecto Cortina la vuelve a sacar a la luz. También en la segunda mitad del siglo XX se encuentran referencias a la existencia de la galería a través de escritos del cronista de la Villa y alcalde de Paterna, Rafael Alfonso Barberá. A principios de los años 80 la calle sobre la que se halla la galería sufre un hundimiento producido por el paso de un camión, por lo que se procede desde el Consistorio a proteger este espacio mediante la creación de unas bóvedas de cañón y el refuerzo de los muros laterales. Sin embargo la entrada de la misma conserva un arco de herradura original de su construcción en la época islámica, siendo este el último elemento que ha pervivido junto a un pequeño trozo de muralla próxima al reloj del Calvario que hoy domina el espacio. Dado que la galería tenía la función de almacén de alimentos, el Consistorio está procediendo actualmente a la instalación de distintas reproducciones de material cerámico de la época que se utilizaban hace diez siglos para almacenar agua, trigo y otros alimentos.

La concejala reponsable del área, Sara Álvaro, indicó que “el objetivo del Consistorio es fomentar los atractivos históricos de Paterna, ya que impulsar el turismo significa apoyar a los negocios de nuestro municipio”.

Comentarios: 0

Deja un comentario