La alcaldesa lamenta que el el PP de Quart “dé la espalda de nuevo a las personas con discapacidad pese a reconocer errores en el copago”

La alcaldesa de Quart de Poblet, Carmen Martínez, lamenta que “el PP de Quart diera anoche de nuevo la espalda a las personas con discapacidad y dependientes al no apoyar una moción y un manifiesto en defensa de los derechos de este colectivo ciudadano, pisoteados por su partido tanto en el Gobierno de España como en la Generalitat, pese a reconocer en varias ocasiones que la Conselleria de Bienestar Social se ha equivocado en el cálculo y en la comunicación del nuevo copago y debe rectificar”.

Martínez critica “la hipocresía” de Amparo Mora, “por plegarse al dictado de su partido y acudir al pleno con el argumentario falaz que les transmitieron horas antes la consellera Asunción Sánchez y el presidente Fabra en una reunión urgente, montada a modo de toque de rebato ante la rebelión de alcaldes y concejales de su propio partido por un copago que ellos también entienden injustificado y desproporcionado. Es decir, admitimos errores, alegamos una mala comunicación de la medida, decimos que estudiaremos los casos pero los recortes en el sector, los copagos en la prestación de servicios y farmacético y los impagos a los centros no los tocamos. Me parece una auténtica tomadura de pelo a estas personas y a sus familias”. No obstante, matiza que tiene que agradecer a Mora “que haya reconocido públicamente en la sesión plenaria mi sensibilidad social y la del equipo de gobierno, por estar siempre con las personas que más lo necesitan”.

Para la alcaldesa, la única opción posible es la que plantea la moción, presentada por el grupo municipal socialista, Coalició Compromís y el edil Ismael Valiente, que exige la paralización inmediata del Decreto 113/2013, de 2 de agosto, que impone el nuevo copago en los centros de día, centros ocupacionales, residencias y viviendas tuteladas destinadas a personas con discapacidad y dependientes, “condenando a muchas de ellas de nuevo a la invisibilidad y al ostracismo, al obligarlas a dejar estos centros y volver a sus casas por no poder hacer frente al pago. El sector de la discapacidad retrocede por primera vez en 31 años”, añade.

La moción destaca, entre otros aspectos, que con el nuevo copago la aportación de los usuarios y usuarias de los centros puede llegar al 90% cuando antes el tope era el 75%. Además, tienen que pagar en 14 mensualidades pese a que el uso es de 12 meses. Además, denuncia que la Generalitat traslada el problema a los ayuntamientos al obligarles a ejecutar el decreto, de manera que, según los casos tienen que ocuparse del cobro y ordenar la expulsión del centro de quienes no ingresen la cuota. Algunos de los usuarios y usuarias del Centro Ocupacional tienen que pagar hasta 400 euros mensuales y varios ya han dejado de asistir por no poder hacerlo.

En Quart de Poblet, el Ayuntamiento hizo frente al copago el año pasado y, a pesar de que la Generalitat le debe 400.000 euros en concepto de subvención del Centro Ocupacional acumulados entre 2011 y 2013, paga regularmente la aportación a este servicio (379.400 euros) y al Patronato Intermunicipal Francisco Esteve (35.000 euros).

Comentarios: 0

Tu email no será publicado. Los campos requeridos estan marcados con *