Compromís per Torrent demanda la recuperación de la gestión pública del agua

La demanda de Compromís per Torrent por la recuperación de la gestión del agua a manos públicas excede ya las fronteras de la capital de L’Horta. Este lunes el concejal valencianista y representante de Compromís en el Consejo de Administración de Aigües de l’Horta, Víctor Medina, se desplazó a Orihuela para conocer de primera mano el modelo de gestión de la capital de la Vega Baja.

Desde Cambiemos Orihuela ven “muy positiva” la visita del concejal torrentino: “poder comparar experiencias y modelos con otras ciudades gestionadas por la misma empresa nos abre un largo camino político en el que la izquierda tenemos el deber de recorrer de la mano”

La lucha de los valencianistas para devolver Aigües de l’Horta a la gestión 100% pública tuvo su origen en 2015 durante la campaña electoral y en el posterior pacto de investidura, en el que hicieron firmar ante notario al socialista Jesús Ros que durante la legislatura se avanzaría hacia la municipalización de la Empresa Mixta. Este verano anunciaron que pedirían una auditoría de compras de la mixta al detectar el pago de más de 1’7 millones de euros en compras i servicios al grupo empresarial de la gestora privada. Además, en el pleno de la semana pasada Medina defendió una moción para la creación de una Comisión de Seguimiento y Estudio de la gestión de Aigües de l’Horta votada a favor por todos los grupos a excepción del concejal de Guanyant Torrent.

Orihuela y Torrent son dos casos de gestión externa del ciclo integral del agua. La primera mediante una licitación 100% privada que tuvo su origen en 1988. En el caso de Torrent el modelo es bien distinto: empresa mixta con un 49% de participación privada que tuvo inicio en 1996. Ambas ciudades gestionadas por la misma empresa, Hidraqua, del grupo Suez.

“Es un escándalo cómo tratándose de la misma empresa se produce un agravio comparativo de este tipo dentro de un mismo territorio” califica Karlos Bernabé, concejal de Cambiemos Orihuela. El concejal de la plataforma muestra su indignación ante “el volumen de documentación al que tienen acceso los concejales de Torrent cuando nosotros ni siquiera tenemos acceso a documentación fundamental, la opacidad es absoluta”.

Así mismo, Medina muestra su asombro ante las diferencias entre contratos y denuncia que “mientras el contrato torrentino establece prórrogas de un máximo de dos años por acuerdo mutuo o una prórroga forzosa de 3 años con la aprobación del pleno, vemos como en Orihuela se prorrogó en 2004 hasta 2038 mediante aprobación de la Junta de Gobierno Local cuando el contrato finalizaba en 2018” lo que califica de “un contrato de muy dudosa legalidad y constitucionalidad” y añade que “como valencianistas no podemos confiar en empresas que actúen con esta opacidad tan absoluta en otras partes de nuestro territorio. Los países no se cosen con vías de AVE sino mediante la cooperación y la lucha por bienes universales como es el caso del agua, y en eso estamos”.

Por su parte Marta Guillén (Cambiemos Orihuela) califica esta reunión como “el inicio de un camino en el que queremos sumar más representantes de otros municipios, tenemos el reto de romper el marco de que la remunicipalización es una demanda exclusiva de la izquierda. El agua es un bien universal que no ha de tener como objetivo la obtención de beneficios empresariales que pagamos todos en nuestras facturas. Quien se sitúe contra eso se está situando contra el interés general”.

Comentarios: 0

Tu email no será publicado. Los campos requeridos estan marcados con *