Un nuevo horizonte sociolaboral para 224 alumnos-trabajadores del Xenillet

Desde la puesta en marcha de la iniciativa URBAN en el barrio del Xenillet en 2008, la zona se encuentra totalmente renovada y sus vecinos han vivido de cerca cómo se puede cambiar la visión sociocultural de un barrio. La iniciativa URBAN, financiada con Fondos Europeos de Desarrollo Regional (FEDER) en colaboración con el Ayuntamiento de Torrent, ha conseguido renovar un barrio deprimido además de ofrecer un nuevo horizonte sociolaboral a sus vecinos gracias a los Programas Adaptados de Formación y Empleo iniciados en 2010, por los que han pasado un total de 224 alumnos-trabajadores desde.
​De estos programas destaca la evolución vital de su alumnado y el trabajo realizado por sus formadores ocupacionales, también llamados monitores, que viven día a día la realidad de cada uno de sus alumnos-trabajadores. “Tengo una alumna con 32 años y tres hijos que nunca había estado dada de alta en la seguridad social”, afirma Pura Campos (47), monitora de jardinería y formadora desde hace 24 años. “La mayoría de los vecinos del Xenillet que solicitan entrar en el programa tienen una visión sociocultural basada en la solicitud de ayudas para mantener a sus familias, es un ciclo que se repite y que heredan pero que a través de URBAN ellos mismos se dan cuenta de que hay otra cara, otra manera de vivir”, destaca Pura.
​Y es que los programas de formación de la iniciativa URBAN no sólo consiguen enseñar un oficio sino también consigue que los monitores y profesores se adentren en sus vidas, llegando a interferir de forma positiva en la visión que tienen de la realidad, “yo a mis alumnos les digo que intenten que sus hijos les vean estudiar”, dice Pura.
​Uno de los ejemplos más destacados de esta IV fase del programa en la especialidad jardinería es el de Bernardo Romero (20). Un joven del Barrio del Xenillet, de familia numerosa en una situación económica desfavorable que solicitó entrar en el programa motivado por un factor puramente económico y que hoy, a un mes de la finalización del programa, afirma su intención de volver a la escuela “quiero retomar mis estudios para obtener el graduado escolar”. Una realidad que refleja la de otros muchos alumnos-trabajadores que hoy ven una oportunidad laboral gracias a la formación recibida.
​La IV fase del Programa Adaptado de Formación y Empleo, enmarcado en la iniciativa URBAN, se encuentra en la recta final. El próximo mes de marzo finalizará el programa en el cual un total de 45 alumnos-trabajadores han realizado numerosas mejoras en el municipio. Han sido seis meses en los que se han especializado en albañilería, jardinería y atención socio-sanitaria en grupos de 15 personas con la edad mínima de 18 años. Esta mañana, algunos de los alumnos de la especialidad de albañilería se encontraban en la plaza Maestro Giner finalizando el paso de peatones que ellos mismos han realizado y mañana comenzarán la actuación del paso de peatones a la altura del cementerio del municipio.
​Este taller se compone de un total de 960 horas de formación teórico-práctica impartido por personal cualificado, quienes están siendo los encargados de proporcionarles las lecciones necesarias para que los alumnos puedan desarrollar correctamente todo lo aprendido en clase. Seis meses de formación y empleo en los que los alumnos-trabajadores aprenden un oficio y además realizan trabajos municipales para la ciudad.
Objetivo de URBAN
El objetivo que persigue la iniciativa URBAN en el Xenillet tiene una doble vertiente: por un lado la mejora de la calidad de sus diferentes calles y espacios públicos con el fin de revitalizar el barrio así como mejorar sus conexiones con el resto de la ciudad, su imagen y la movilidad interna. Y por otro lado, facilitar la integración laboral de este sector de la población con mayor índice de paro y dificultades de inserción laboral, proporcionándoles una formación y experiencia laboral remunerada, adecuada a las necesidades del mercado laboral actual.
​Siguiendo ambas líneas de trabajo, la iniciativa URBAN ha conseguido durante los últimos cuatro años dar un aire renovado al barrio del Xenillet y llevar a cabo cuatro fases del Programa Adaptado de Formación y Empleo.
Actuaciones durante la IV fase del programa
De entre las actuaciones realizadas en los últimos seis meses destaca la finalización de las obras de mejora de la fachada norte del barranco, una adecuación que ha consistido en la construcción de un muro perimetral de 100 metros de longitud, y la pavimentación de alrededor de 600m2 de paseo realizada por 30 alumnos-trabajadores de la especialidad de albañilería y jardinería. Esta semana los alumnos-trabajadores de la especialidad de jardinería se encuentran rematando las labores de ajardinamiento con la plantación de 11 pinos, 6 moreras, 100 plantas de baladre, y 15 palmitos.
​Una de las actuaciones más significativas de la especialidad de jardinería fue la creación de huertos ecológicos en el colegio Juan XXIII del barrio del Xenillet. Guisantes, habas, brócoli, entre otros, son algunas de las hortalizas que han plantado en el huerto y que ahora comienzan a recoger después de varios meses de trabajo. Además, este huerto ecológico también cuenta con un invernadero para la producción de plantas y hortalizas. Una iniciativa en la que la formación, el empleo y el medio ambiente se dan la mano.

Comentarios: 0

Deja un comentario