Xirivella detecta facturas de obras que, en opinión de los técnicos, no fueron encargadas ni justificadas

El Ayuntamiento de Xirivella ha detectado una serie de facturas correspondientes a unas obras que carecen de la obligada justificación administrativa establecida por ley para la contratación en las administraciones públicas. La empresa encargada de la gestión del servicio del agua, Aigües de l’Horta reclamó en el año 2006 al Ayuntamiento de Xirivella una deuda de 838.134,24€ por una serie de obras e instalaciones que, teóricamente, fueron ejecutadas hasta 5 años antes de que se reclamara su pago al consistorio. La mayoría de obras de las que Aigües de l’Horta reclamó el pago fueron ejecutadas, según las fechas que constan en las facturas, entre los años 2000 y 2003.

Además, hasta donde ha podido averiguar el actual equipo de gobierno, en el ayuntamiento no consta registro alguno de solicitud en relación a las obras de las que Aigües de l’Horta reclama el pago; tampoco se ha localizado ningún tipo de proyecto o estudios en los que se definan y programen las ejecuciones de las mismas, así como no se han hallado las correspondientes autorizaciones municipales para la ejecución de dichas obras. Según el actual alcalde, Enrique Ortí, “los técnicos municipales que hemos consultado, nos han confirmado que no consta en registro alguno la documentación oficial que justifique o demuestre que estas obras fueron encargadas y autorizadas de manera formal”. Ante tal circunstancia, es fácil deducir que estas obras se efectuaron sin seguir el procedimiento administrativo adecuado, que es de obligado cumplimiento para la contratación de unas obras en la administración pública.

La empresa Aigües de l’Horta solicitó en el 2006 que los 838.134,24€ correspondientes a estas obras o bien se cobrasen mediante la tarifa de agua potable y alcantarillado, o que se incluyesen en la previsión de los presupuestos municipales. Finalmente, en una sesión del pleno municipal de noviembre de 2007 se aprobó, con los votos en contra del PP, la tarifa junto con otras ordenanzas fiscales aplicables en el 2008, sin especificar claramente que la subida de tasa de alcantarillado era para hacer frente a esta deuda. Así, en el año 2008 se incorporó esta tarifa en los recibos del alcantarillado y se seguirá pagando hasta 2018, destinada a abonar los más de ochocientos mil euros que supusieron unas obras supuestamente efectuadas antes del año 2006. “Ya cuando estábamos en la oposición recriminamos en su día este incremento en el recibo, además de que no quedaba claro a qué se debía tal subida puesto que en ningún momento nos informaron ni a la oposición ni a los ciudadanos de que era para pagar estas obras”.

Algunas obras no se corresponden con la prestación del servicio

Los detalles de las obras que figuran en algunas de las facturas ni siquiera se corresponden con la prestación del servicio de agua potable y abastecimiento. Así, en la relación de obras que Aigües de l’Horta presenta al consitorio para reclamar el cobro, se detectan actuaciones que no son de la competencia de dicha empresa.

Comentarios: 0

Deja un comentario