Crean un centro para salvar al Chimpancé Occidental

La célebre primatóloga inglesa Jane Goodall, premio Príncipe de Asturias 2003, acaba de inaugurar oficialmente la Estación Biológica “Fouta Jallon”, el primer centro de investigación aplicada a la conservación del Chimpancé Occidental (Pan troglodytes verus), especie en alto riesgo de extinción en Senegal. Dicho centro, situado en la Reserva Natural Comunitaria de Dindefelo, al sureste del país, está gestionado por el Instituto Jane Goodall España (IJGE), en colaboración con las autoridades locales, regionales y nacionales competentes en el manejo de los recursos naturales y la biodiversidad.

La Fundación Bioparc, que participa activamente en cinco proyectos de conservación en África Occidental, ha apoyado esta iniciativa en la que intervienen 20 jóvenes investigadores españoles. En concreto, la Fundación se ha encargado de equipar la estación y apoyar la construcción de un “satélite” en la nueva área de Goumbambere (Dakateli), vecina de la de Dindefelo y primer paso en la creación de la transfronteriza. Se trata de un proyecto multifuncional, que cuenta con dos aulas que servirán de escuela y centro de educación y oficinas de la nueva reserva, “inshallah”.

Gracias a la labor profesional y voluntaria de los jóvenes españoles, que viven integrados en familias de las comunidades en las que trabajan, se han logrado muchos progresos en la protección de los chimpancés y su hábitat (creación de reserva natural, formación de ecoguardas, censos, estudios, etc.) y en la mejora de la calidad de vida y perspectivas de la comunidad local (pozos de agua, lavaderos, escuela, viveros, ecoturismo, economía alternativa, etc.) abordando de forma integral el reto de la conservación de los chimpancés y la gestión sostenible de los recursos naturales.

EL CHIMPANCÉ OCCIDENTAL

El Chimpancé Occidental (Pan troglodytes verus) es una de las cuatro subespecies reconocidas de chimpancé, y también una de las más amenazadas. Su área de distribución se restringe a la zona más occidental del Golfo de Guinea. En el bosque de Dindefelo quedan entre 200 y 500 ejemplares, los únicos chimpancés de Senegal, y los de distribución más septentrional. Se trata de chimpancés que de forma habitual abandonan el bosque para adentrarse en la sabana, algo excepcional en su especie, que les ha llevado a desarrollar unas pautas de conducta similares a los primeros humanos. La desaparición de estos ejemplares supondría una pérdida incalculable tanto para la biodiversidad regional y el patrimonio natural mundial, como para la ciencia.

Esta población está amenazada por la pérdida y degradación de su hábitat debido a actividades humanas como deforestación por actividad agrícola y ganadera, incendios, competencia por los recursos hídricos y alimenticios (frutos silvestres) y caza furtiva (en Guinea).

BIOPARC mantiene un grupo reproductor de esta especie que forma parte de un programa de conservación ex situ a nivel europeo (EEP).

Comentarios: 0

Deja un comentario