La Diputación invierte 4 millones de euros en la accesibilidad de los municipios de L’Horta

La Diputació de València ha invertido un total de 4.182.351 euros en el conjunto de municipios que constituyen la comarca de L’Horta. Lo ha hecho a través del plan de Inversiones Financieramente Sostenibles de 2017, del que acaba de conocerse el listado de proyectos realizados, y en el que destaca una importante apuesta por la accesibilidad en sus vías públicas, así como un creciente interés por parte de los alcaldes y alcaldesas por mejorar sus instalaciones municipales, zonas industriales y espacios deportivos.

En total han sido más de 20 millones de euros los que se han repartido por toda la provincia a través de esta línea de ayudas, la tercera de este tipo en lo que va de legislatura. La Diputació cumple así con una reivindicación histórica en materia de financiación, ya que todos los municipios valencianos podrán “asumir competencias y demostrar su responsabilidad en respuesta a la autonomía que siempre decimos que deben tener”, ha defendido el presidente de la corporación provincial, Jorge Rodríguez.

En el caso concreto de L’Horta Sud, la actuación de mayor envergadura se ejecutará en la calle Sant Josep de Quart de Poblet, con un presupuesto de 132.949 euros. A esta obra le sigue la rehabilitación del firme en algunas calles del centro de Aldaia, por 132.866 euros; la rehabilitación de un local municipal en Mislata por 132.267 euros; mejoras de accesibilidad en calles de la zona norte de Alfafar por 127.447 euros; y el reasfaltado de vías en el área industrial de Picassent, por un importe de 126.898 euros.

Por otra parte, el municipio de Alaquàs ha decidido destinar 124.627 euros a actualizar a la normativa vigente la piscina climatizada del polideportivo El Bovalar, mientras que Albal ha decidido apostar por su patrimonio, invirtiendo 111.278 euros en la remodelación del entorno de su torre árabe. Por último, entre estos 19 municipios de L’Horta Sud, y por un importe de 107.445, el Ayuntamiento de Catarroja restaurará la cubierta y ejecutará unos aseos públicos junto al edificio de la Escuela de Vela Latina.

Ya en la comarca de L’Horta Nord, la gran parte de los 22 municipios que la componen se ha volcado en solucionar problemas relacionados con la accesibilidad. Es el caso de la calle Miguel Monzó, en Alboraia, que podrá reurbanizarse con una inversión de 116.518 euros. Sucede lo mismo en Moncada, que con 98.118 euros actuará sobre el aparcamiento entre las calles Barcelona, Quart y Mestre Miguel Buendía; y en Museros, que con 92.250 euros hará lo mismo en una de las glorietas que dan acceso al municipio.

Por cantidades similares, 111.027 euros y 94.777 euros, se realizarán también otras actuaciones en las vías públicas relacionadas con el bienestar y la seguridad de los vecinos y vecinas de los municipios. En el primero de los casos, en Puçol, la cifra se destinará a mejorar el drenaje de agua en la avenida Molí de Vent, mientras que en el segundo, en Rafelbunyol, se ejecutarán unas obras de renovación de la red de alumbrado público en la calle Ausiàs March.

Criterios claros y objetivos

Este tercer plan IFS fue aprobado en el mes de julio y los ayuntamientos tuvieron de plazo hasta el pasado día 20 de septiembre para presentar los proyectos a ejecutar en cada una de las localidades de las comarcas valencianas durante el presente año. Los criterios a la hora de determinar el reparto de fondos han sido los mismos que se emplearon en el plan de Servicios y Obras Municipales (SOM).

De esta forma, a cada municipio le ha correspondido una cantidad fija y otra variable en función de criterios como el número de habitantes, que pondera un 30%; el coste efectivo de los servicios; la superficie (10%); la tasa de desempleo (10%); los núcleos de población separados, como aldeas y pedanías (4%); y la pertenencia al Pacto de Alcaldías con actuaciones contra el cambio climático (3%).

La intención de este plan vuelve a ser, por tanto, la de reforzar la apuesta de la Diputació de València por dotar de autonomía a los alcaldes y alcaldesas de la provincia, que son, como asegura el presidente de la corporación provincial, “los que mejor conocen las necesidades de sus vecinos”. “Con este nuevo modelo de reparto de ayudas, en esta diputación se ha acabado con los planes teledirigidos que estaban al margen de criterios reales y objetivos”, ha destacado Rodríguez.

Comentarios: 0

Tu email no será publicado. Los campos requeridos estan marcados con *