La Unió de Llauradors apoya la continuidad de la tramitación de la Ley de L’Horta en Les Corts Valencianes

La Unió de Llauradors ha mostrado su satisfacción por la continuidad en la tramitación de la Ley de L’Horta en Les Corts Valencianes, tras ser rechazadas las enmiendas a la totalidad presentadas por el PP y Ciudadanos.

La organización agraria considera que “a pesar de ser mejorable, la Ley de L’Horta de València es posiblemente una de las últimas oportunidades para salvar lo salvable de ese espacio único y por ello hay que sacarla adelante, teniendo siempre en cuenta una actividad agraria profesional y rentable como motor de la misma”. LA UNIÓ cree además que “todavía se está a tiempo de actuar y, de no hacerlo, la poca huerta que queda continuará estando amenazada. Negarse a protegerla como pretenden algunos es dar pie de nuevo a la especulación, de la cual salimos ya suficientemente escarmentados”.

LA UNIÓ cree además que se consolida un paso más dentro del proceso iniciado hace ya mucho tiempo. Al contrario que otras Organizaciones Profesionales Agrarias, ha participado activamente desde los lejanos tiempos de la Iniciativa Legislativa Popular en defensa de l’Horta con agricultores y también con los sucesivos Gobiernos autonómicos, tanto del PP como el actual del Botànic. Por ello lamenta que algunos intervinientes en el debate parlamentario de hoy hayan optado por alinearse con una sola parte de la realidad de los agricultores de l’Horta muy limitada y sesgada. En este sentido se anima e invita desde LA UNIÓ al PP y Ciudadanos, tal y como han hecho en otros muchos temas sin ningún tipo de problemas, a conocer de primera mano la realidad verdadera de l’Horta y sus agricultores, en lugar de dejarse aconsejar sólo por posiciones continuistas que sólo nos conducen a la ruina de los productores.

Con la tramitación de hoy -y una próxima aprobación- empieza el trabajo de verdad. Hay que tramitar y aprobar el Plan de Acción Territorial, se tiene que trabajar, redactar y aprobar el Plan Agrario; así como trabajar, proponer y aprobar la redacción del Ente Gestor. Y, principalmente, hay que dotarla de los recursos económicos suficientes para garantizar el espíritu de una Ley que “algunos al parecer no han entendido”. La Conselleria de Agricultura y el resto de Consellerias de la Generalitat competentes en la materia deben implicarse a partir de ahora con recursos humanos y económicos suficientes y también diseñar una información real, actual y viable de la situación agrícola de l’Horta.

Sin personas que trabajen en la agricultura no hay Horta y viceversa, por ello LA UNIÓ apuesta por trabajar en ambas líneas. Hay que proteger el terreno donde se desarrolla la actividad agraria y por eso se tramita la Ley de l’Horta y también hay que desarrollar el Plan de Acción y el Plan Agrícola para favorecer la viabilidad de las explotaciones.

La desaparición de la actividad agraria crearía una visión de l’Horta de Parque Temático, donde todo sería artificial, descontextualizado e impersonal, solamente justificado por criterios de conservación del paisaje que intentaría marginar o folclorizar la actividad agraria. “La única vía de supervivencia de l’Horta es la aprobación de un paquete normativo como esta Ley que proteja legalmente su integridad, que garantice que lo que hoy se protege no se desproteja mañana y que nuestros hijos y nietos puedan disfrutar de esa protección”, indica LA UNIÓ.

Negarse por motivos políticos e interesados a la Ley de l’Horta es hacerle un flaco favor a los agricultores que quieren tener futuro. Las líneas estratégicas del Plan de l’Horta deben ir dirigidas no sólo a la sostenibilidad del espacio, sino a la viabilidad del sector agrario y por tanto ha de recoger “la organización y profesionalización del productor, su formación reglada, la información mediante un Observatorio que la genere fiable y actualizada, la planificación y diversificación de las producciones y la diferenciación del producto allí cultivado”.

Comentarios: 0

Tu email no será publicado. Los campos requeridos estan marcados con *