No al megacentro comercial Puerto Mediterráneo

Grupo Municipal Paterna Sí Puede/

Paterna Sí Puede, como grupo municipal en el Ayuntamiento de Paterna, quiere dejar bien claro que sigue siendo y será siempre objetivo prioritario el proteger, dinamizar y propiciar el comercio local de Paterna, por ser garantía de empleo en nuestro municipio.

La riqueza en Paterna la generan los paterneros y las paterneras, ya que el consumo en el comercio local repercute en un beneficio que se reinvierte en nuestro municipio. Así pues, si garantizamos la permanencia del comercio local el mayor tiempo posible, garantizamos también la prosperidad y el trabajo en nuestra población.

El pequeño comercio tradicional se enfrenta a diario a los grandes centros comerciales, que no respetan ni festivos, ni horarios, ni conciliación familiar y con unos contratos temporales de mínimos. En consecuencia, al pequeño comerciante cada día le resulta más difícil mantener la persiana abierta. La defensa del libre mercado está deshumanizando la actividad y despersonalizando el comercio.

El neoliberalismo económico implanta la desregularización bajo el pretexto de la liberalización. Pero la obligación de las instituciones es velar por el interés general y, por tanto, el Ayuntamiento no debería tratar el suelo urbano como producto mercantil, recalificándolo en complicidad con las grandes distribuidoras.

Los megacentros comerciales acosan a los comercios de proximidad; la desaparición progresiva de los pequeños comerciantes deja a las grandes cadenas de distribución con capacidad para esclavizar a sus proveedores y arruinar a los ajenos. Se consumen los productos de grandes cadenas y a precios dictados por sus propios oligopolios de distribución.

Lo que se pierde con la desaparición del pequeño comercio no es sólo la comunidad que se crea en su entorno, también crece la desigualdad. Cuantas más medidas de libre comercio se adopten, más se empobrecen los productores y los ciudadanos.

La reducción del comercio de proximidad no es solo el fracaso de una política comercial minorista sino el éxito de una política especulativa. Hay quien argumentará que el gran comercio resulta beneficioso: crecimiento económico, aumento de la libertad económica y fomento de empleo. Pero ya sabemos de sus consecuencias: los grandes centros de distribución crean nuevos pobres; dejan anestesiada o muerta la ciudad. La carencia de servicios y comercios de proximidad anula las relaciones sociales de la vida comunitaria.

El Grupo municipal Paterna Sí Puede se reafirma en su defensa del comercio local o de proximidad.

Comentarios: 0

Tu email no será publicado. Los campos requeridos estan marcados con *