Seis municipios de L’Horta Nord presentan en Bruselas un proyecto conjunto innovador para evitar inundaciones

Del 3 al 6 de julio, concejales y alcaldes de Puçol, Rafelbunyol, Massamagrell, La Pobla de Farnals, Museros y El Puig han acudido juntos a Bruselas para presentar Blue Line, un proyecto conjunto de los seis municipios destinado a evitar las inundaciones mediante un trabajo conjunto que incluye desviar, drenar, almacenar y reaprovechar el agua de las lluvias a través de un parque inundable y un carril bici drenante, todo ello con un coste global de 4,5 millones de euros. Un proyecto pionero en España que pronto puede ser realidad con fondos europeos.

Los concejales Ana Gómez (Puçol), Mar Oriola (El Puig), Paco Gómez (Massamagrell) y Vicent Pérez (Museros), junto a los alcaldes Fan López (Rafelbunyol) y Enric Palana (La Pobla) y las técnicas Marta Fenollosa (Rafelbunyol) y Ana Pont (Diputación de Valencia) han viajado juntos a Bruselas para presentar un proyecto innovador con el cual intentan resolver un problema común: en épocas de lluvias torrenciales las seis poblaciones tienen zonas que se inundan.

La propuesta se llama Blue Line y ofrece soluciones puntuales a los seis municipios y una respuesta conjunta al problema de las inundaciones: la construcción de un carril bici que une los seis pueblos, pero construido con pavimento drenante, lo que permite utilizarlo para recoger el agua de lluvia y reconducirla hacia un parque inundable (situado en el término de La Pobla de Farnals) donde el agua se almacena para ser reutilizada para distintos servicios.

Hemos acudido a Bruselas para presentar el proyecto a los técnicos de la European Regions Research and Innovation Network, un programa de la Comisión Europea que si da el visto bueno a la propuesta financiará la puesta en marcha aportando el 80% del coste de la obra, mientras que los seis ayuntamientos aportaremos el 20% restante”, explica la concejal de Urbanismo, Ana Gómez. “Y no se trata de una ayuda pequeña, porque el total del proyecto implica una inversión de 4,5 millones de euros, algo que los seis municipios implicados no podemos aportar porque excede de largo nuestra capacidad de invertir”.

El proyecto fue presentado ante representantes de las 70 regiones de la Unión Europea, un lugar donde se estudian las ideas presentadas por las distintas poblaciones e incluso se comparan distintas propuestas para intentar encontrar la mejor solución para todos. De hecho, el proyecto de l’Horta Nord ha sido expuesto junto a propuestas de Leeuwarden (Países Bajos), Moravia (República Checa) y Bretaña (Francia).

Para la concejal de Urbanismo, son mucha las ventajas de Blue Line: “para empezar, la reducción del riesgo de inundaciones con drenajes sostenibles en los cascos urbanos y los caminos; además, habrá un carril bici con pavimento drenante entre los seis municipios, una nueva forma de comunicarnos; por último, el agua almacenada en la Pobla se aprovechará para riego y limpieza de calles, entre otros usos”.

 

Comentarios: 0

Tu email no será publicado. Los campos requeridos estan marcados con *