La revolución del coche eléctrico va despegando en l’Horta

Las subvenciones de la Diputación para la adquisición de vehículos eléctricos y la instalación de puntos de recarga darán un máximo de 20.000 euros a cada municipio

Todo hace pensar que los vehículos de motor diesel o gasolina tienen los años contados, los expertos afirman que pueden ser 20 o 30 los años que les queden de vida. La protección del medio ambiente es la principal causa por la que pueden desaparecer. Los niveles de polución en el aire son dos veces superior a los niveles recomendados, según la OMS, por ello es necesario tomar medidas.

Además, el diesel se ha visto afectado por el cambio de normativa para la medición de sus emisiones y las restricciones de acceso de vehículos de este tipo de motor a las grandes ciudades: Paris, Madrid, Barcelona… también le han afectado. Lo mismo le ocurre a los coches de gasolina. Aunque parece existir una corriente que invita a elegir la compra antes de un vehículo de gasolina que la de uno de diesel. Esto, ha hecho que las ventas de coches con motor de gasolina hayan aumentado y las de coches diesel hayan disminuido. Pero los problemas que afectan al medio ambiente no se han solucionado ni mucho menos.

Los coches de gasolina emiten más CO2 que los de diesel, un 20 o 25 por ciento más, la solución está clara, pero se necesitarán muchos años y mejores infraestructuras para que todos nos adaptemos a la revolución que significará la implantación masiva del coche eléctrico o del vehículo híbrido.

Por ello, cada vez más, son las administraciones públicas las que están dando ejemplo haciéndose con la adquisición de vehículos eléctricos o híbridos. Este es el caso de muchos municipios de l’horta.

El pasado mes de junio, la Diputació de València puso a disposición de los municipios de las comarcas de la provincia una nueva convocatoria de subvenciones para la adquisición de vehículos eléctricos y la instalación de puntos de recarga. Este nuevo programa que cuenta con un presupuesto de 750.000 euros, dará un máximo de 20.000 euros a cada municipio.

“El cambio de las flotas municipales por coches y otros vehículos eléctricos es una cuestión fundamental, porque sólo con que cambiásemos el 25% de los vehículos ligeros de las comarcas de València por vehículos eléctricos, se reducirían más de 140.000 toneladas de emisiones de CO2”, señaló la vicepresidenta Maria Josep Amigó en la presentación de la convocatoria.

La sustitución de los vehículos que usan combustibles contaminantes por otros que utilizan energía eléctrica es una clara apuesta de la Diputación, dentro del Pacte de les Alcaldies pel Clima i la Energia, acaba de conceder subvenciones a los ayuntamientos para la adquisición de vehículos eléctricos y la instalación de puntos de recarga.

En lo referente a la comarca de l’Horta, los pueblos que han logrado las subvenciones son los siguientes: Bonrepòs i Mirambell, Albal, Massanassa, Alaquàs y Torrent. Albalat dels Sorells, Meliana y Quart de Poblet que han obtenido una subvención de 18.000 euros, Beniparrell de 17.000 €, Godella y Paterna de 15.000 € y cierra la lista de los municipios subvencionados por Diputación, Picanya, con 6.000 euros.

No hay semana en la que alguna población de la comarca no presente la adquisición de un vehículo eléctrico por parte del ayuntamiento o de la policía local.

En cuanto a las estaciones de recarga, a día de hoy, encontramos 169 puntos en la provincia de Valencia, algunos de ellos ya en funcionamiento y otros a punto de hacerlo.

En la comarca de l’Horta, se pueden recargar los vehículos en municipios como: Aldaia, que ha instalado la primera estación de recarga de vehículos eléctricos pública, en la plaza de la Constitución. Burjassot, que la ha instalado en el aparcamiento del Mercado Municipal l’Almara, en la calle Bernat i Baldoví. Paiporta, cuya estación de recarga se encuentra en la Plaza 3 de Abril. En Foios, cuyo punto está situado junto al edificio de la Policía Local. En Paterna donde hay un punto de recarga frente al Edificio Central de la Entidad de Conservación València Parc Tecnològic.

Según han explicado los responsables de IVACE, Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial, el despliegue de infraestructura de recarga en la Comunitat Valenciana prevé que el 25% del parque móvil sea eléctrico hacia el año 2030, llegando a la cifra de 260.000 vehículos. Ahora a nosotros solo nos queda esperar a ver si se cumplen todas las previsiones.

 

 

 

Comentarios: 0

Tu email no será publicado. Los campos requeridos estan marcados con *