Un artista fallero de Alboraia inmortaliza a la gata protagonista de una operación veterinaria pionera

El 'ninot' lo entrega a la mujer que acogió al animal

Manuel García-Pardo, con la gata Sansa, y Rosa Redondo, junto al 'ninot' fallero (El Meridiano L'Horta).

Aparte de las cinco o seis fallas que realiza cada año, Manuel García-Pardo, artista fallero de Alboraia, ha decidido crear esta vez un ‘ninot’ muy especial. Se trata de la reproducción de una gata, llamada Sansa, que a sus ocho meses de vida fue recientemente protagonista de una operación pionera, en la que el hospital veterinario de Paterna Aúna Especialidades Veterinarias le realizó con éxito una cirugía de reconstrucción craneal, ya que nació con una malformación congénita, para lo cual se le implantó una prótesis a medida fabricada con una impresora 3D por la empresa Beta Implants.

La gata Sansa fue abandonada nada más nacer y fue recogida por la asociación felina ‘Todo por ellos’ de Albal que, al percatarse del problema que tenía, requirió la atención de la citada clínica veterinaria. Allí, tras efectuarle una radiografía, la pusieron en manos del diplomado europeo en Neurología y Neurocirugía veterinaria Alejandro Luján, quien, tras explorarla mediante un TAC, aconsejó la cirugía de reconstrucción craneal. Tras la exitosa intervención, la gata fue acogida en su casa por Rosa Redondo, alma mater de la asociación felina ‘Todo por ellos’ de Albal.

Manuel García-Pardo, gran amante de los animales, hasta el punto de que tiene varios gatos recogidos de la calle en su taller de artista fallero, además de otro gatito y una perrita en casa, impresionado por este caso, quiso homenajear la labor benefactora de la asociación albalense y decidió hacerlo creando el ‘ninot’ de la gata Sansa y entregárselo a Rosa Redondo.

La asociación felina ‘Todo por ellos’ de Albal recoge muchos gatos de la calle, y también perros, les lleva al veterinario, les cuida, les alimenta y gestiona su adopción directamente o a través de las redes sociales. Asimismo, lleva a cabo campañas de esterilización de gatas y de control de colonias felinas. Todo ello con ayuda de clínicas veterinarias, de particulares y colaboradores y del ayuntamiento. Es toda esta labor altruista la que Manuel quiere homenajear con su ‘ninot’ de Sansa.

Como artista fallero, Manuel García Pardo, que empezó como aprendiz desde que salió del instituto, lleva trabajando unos catorce años y realizando cinco o seis fallas cada temporada, entre grandes e infantiles. En la actualidad, está trabajando en la creación de las fallas para las comisiones El Pouet de Campanar, Rei En Jaume de Albuixech y Camí de la Mar de Puçol.

Comentarios: 0

Tu email no será publicado. Los campos requeridos estan marcados con *