Denuncian demoras en la atención de las urgencias extrahospitalarias

La FSS CCOO lo achaca a la mala planificación del transporte

La Federación de Sanidad y Servicios Sociosanitarios de CCOO PV ha reiterado su exigencia “de un proceso negociador para una revisión integral del modelo, y el diseño de un plan estratégico para la atención de la urgencia extrahospitalaria”, y ha resaltado que “la falta de planificación compromete seriamente la atención de las urgencias extrahospitalarias”. En este sentido, recuerda que “en julio la FSS CCOO PV advirtió de las previsibles consecuencias de la mala planificación por parte de la Conselleria de Sanitat de los desplazamientos de los profesionales a los domicilios para atender las urgencias extrahospitalarias”.

Según el sindicato, “la previsión no sólo se ha confirmado, sino que ha generado un grave conflicto y perjuicios a profesionales y pacientes, aumentando los tiempos de respuesta en los desplazamientos, con el consiguiente empeoramiento de la atención”.

A juicio de esta organización sindical, “urge un diseño consensuado de un plan que debería asegurar: Refuerzo de la Atención Primaria, con la dotación de recursos humanos y materiales suficientes y adecuado para los desplazamientos, poniendo fin a los contratos precarios, refuerzo de las unidades móviles de atención sanitaria urgente (SES – SAMU), con el incremento de la dotación de unidades hasta alcanzar las ratios recomendadas de uno por cada 100.000 habitantes y revisión de los procedimientos de alerta para mejorar la eficiencia en la movilización de los recursos disponibles.

El sindicato considera “una grave irresponsabilidad que la Conselleria haya permitido que un conflicto conocido y que podría haberse solucionado de forma consensuada en la Mesa Sectorial haya llegado a la grave situación en la que se encuentra en estos momentos”.

Para FSS CCOO, “el conflicto no es nuevo, pero se ha agravado con la modificación que realiza la Conselleria en el nuevo contrato de transporte sanitario, en el que se incluye una cláusula que, desde el 1 de agosto, impide al personal sanitario hacer uso de las ambulancias para la atención urgente en el domicilio, pero sin tener previstas medidas para resolver la grave situación que esta decisión ha generado. Es más, la provisionalidad y falta de claridad de las instrucciones emitidas desde Conselleria han provocado el efecto contrario al deseado, la incertidumbre del personal y el riesgo de aumentar los tiempos en la atención a la demanda asistencial”.

CCOO considera inaceptable que “los y las profesionales sanitarios se vean poco menos que chantajeados para de poner a disposición de la Administración su vehículo, con el pretexto de mantener la calidad asistencial, y mucho menos verse obligados a poner en riesgo su propia seguridad. Además, esto supone un incumplimiento de la normativa vigente sobre riesgos laborales y de tráfico al usar vehículos que no disponen de las condiciones técnicas necesarias”.

Comentarios: 0

Tu email no será publicado. Los campos requeridos estan marcados con *