El Colegio de Médicos reclama a Sanidad vehículos con conductor para acudir a los avisos domiciliarios

A partir del 1 de agosto, el nuevo convenio de ambulancias impide su uso para trasladar al personal sanitario que haya de asistir a los enfermos en sus casas

El Colegio de Médicos de Valencia ha mostrado su preocupación por la inminente entrada en vigor del nuevo convenio de ambulancias que impide el uso del Transporte No Asistido (TNA) por parte del personal sanitario para asistir a los enfermos en sus domicilios. Este convenio, válido a partir del 1 de agosto, afectará directamente a los médicos que trabajan en los puntos de atención continuada (PACs) y que actualmente acuden en ambulancia a estos avisos.

Por ello, el Ilustre Colegio Oficial de Médicos de Valencia (ICOMV) indica que el médico que preste servicios de atención continuada no tiene la obligación de tener permiso de conducir ni la de conducir un vehículo propio o ajeno para la realización de las tareas del puesto de trabajo, ya que la provisión de todos los medios materiales para la realización del mismo es responsabilidad de la Administración.

Por esta razón, la entidad colegial solicita a la Conselleria de Sanitat vehículos adecuados con conductor, rechazando el vehículo eléctrico o sin conductor, ya que, de este modo, se asumiría la conducción por parte de los facultativos.

Asimismo, el ICOMV informa de que, en caso de urgencia, debe solicitarse un vehículo de soporte vital básico. Si no se proporciona, el profesional sanitario deberá, previamente a desplazarse a la dirección de la urgencia, reflejar lo sucedido en la historia clínica y en libro de incidencias. Además, la entidad sugiere avisar del problema a la Policía Local o la Guardia Civil.

Del mismo modo, la corporación colegial advierte de que esta circunstancia podría aumentar más los casos de agresiones al personal sanitario al tener que desplazarse sin ningún refuerzo al punto de atención. “Ya estamos muy expuestos a las agresiones, que por desgracia muchos han sufrido, para estarlo aún más al acceder solos a los domicilios de los pacientes”, expresa la doctora Carmen Castro, consejera de la entidad y presidenta de APACU (Asociación de Profesionales de Atención Continuada-Urgencias de la Comunidad Valenciana). El ICOMV recuerda que en los últimos tres años las agresiones a médicos han aumentado un 55% en la provincia de Valencia.

Comentarios: 0

Tu email no será publicado. Los campos requeridos estan marcados con *