El Colegio de Odontólogos presenta una querella contra iDental por estafa y falsedad, entre otros presuntos delitos

El ICOEV ha recibido más de 600 reclamaciones de pacientes por haberlos dejado de atender y con tratamientos a medias o sin iniciar

El Colegio de Odontólogos y Estomatólogos de Valencia (ICOEV) presentó la pasada semana una querella contra iDental por la supuesta comisión de delitos de estafa, falsedad, apropiación indebida, contra los consumidores y contra la salud pública así como una posible publicidad engañosa.

El ICOEV ha recibido hasta la fecha más de 600 reclamaciones de pacientes contra las clínicas  iDental de la provincia de Valencia, en las que los pacientes manifiestan que han dejado de atenderles y que tienen el tratamiento a medias y, en muchos casos, sin iniciar. Desde el ICOEV, su presidente, Enrique Llobell, cuestiona abiertamente la actuación de los gestores de iDental, “que han dejado abandonados a su suerte a un alto número de pacientes, sin dientes y sin dinero, tanto en la Comunidad Valenciana como en el conjunto de España”.

El presidente de los odontólogos valencianos lamenta que el tiempo le haya dado la razón en relación con “los peligros de la mercantilización de la Odontología y la falta de medidas legislativas que pongan freno a esta situación cuyos principales perjudicados son los pacientes tal y como, lamentablemente, se ha vuelto a demostrar”.

Llobell recuerda que “el problema legislativo nace de la permisividad  que cualquier persona  pueda abrir una clínica dental pero, especialmente, en la falta de una regulación específica,  estricta y efectiva de la publicidad sanitaria. Una reclamación continua del ICOEV tanto a la Administración autonómica anterior como a la actual como a los partidos políticos en los últimos años. Una necesidad que estas semanas se ha vuelto a recordar a los dirigentes políticos por parte de la entidad colegial”.

Por otro lado, Llobell recuerda además el problema de los seguros, “ya que, mientras que un profesional colegiado tiene que contar con un seguro obligatorio de responsabilidad civil, una sociedad mercantil que intermedia en servicios odontológicos no tiene obligación legal para ello y ese es un problema real que puede afectar directamente a los pacientes”.

Desde el ICOEV se recuerda la paradoja de que la citada empresa, ahora propiedad de Weston Hill, siguió invirtiendo grandes cantidades en publicidad en tv nacionales hasta el último momento, mientras dejaba a pacientes sin tratamiento, no facilitaba la devolución a los pacientes que decidían no seguir siendo tratados así como el pago de deudas con trabajadores y ex trabajadores. En ese sentido, cabe recordar que la citada clínica aseguraba ser un modelo de emprendimiento social y realizaba descuentos comerciales que en su momento fueron publicitados ambiguamente como subvenciones o ayudas al autocalificarse como “Asistencia Dental Social”.

Comentarios: 0

Tu email no será publicado. Los campos requeridos estan marcados con *