La Generalitat adjudica la redacción de proyectos de la L10 de Metrovalencia hasta Nazaret

La asistencia técnica para la redacción de los estudios y proyectos de la futura L10 de Metrovalencia entre la calle Alicante y Natzaret ha sido adjudicada a la UTE compuesta por las mercantiles Técnica y Proyectos, SA – Gesman, Ingeniería de Gestión, SL, con un presupuesto de 1,15 millones de euros (IVA incluido), tal y como ha anunciado el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, durante la sesión de control de Les Corts.

Puig ha incidido durante su intervención en que «de la misma forma que los gobiernos anteriores enterraron 200 millones de euros en un agujero que tendría que haber sido una línea de metro, este Consell esta trabajando para que finalmente lo sea».

En este sentido, el president ha señalado que «hoy mismo se ha firmado la adjudicación de la redacción del proyecto de la futura Línea 10, antes T2, que llegará hasta Natzaret».

«Algunos dejaron agujeros y otros estamos reactivando estas y otras infraestructuras, a pesar de todas las hipotecas que arrastra esta Comunitat», ha añadido el President.

Cabe recordar que el President de la Generalitat anunció el 12 de junio de 2017 que el Gobierno valenciano había desbloqueado la situación de la Línea 10 de Metrovalencia, una infraestructura paralizada desde 2011, con una inversión inicial de 50 millones de euros, de los que 30 serán aportados por la Administración autonómica y 20 procederán del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder).

Así lo explicó el jefe del Consell tras reunirse con el conseller de Hacienda y Modelo Económico, Vicent Soler, la consellera de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio, María José Salvador, y el alcalde de València, Joan Ribó, con el objetivo de abordar la planificación introducida por la Generalitat con respecto al Plan Operativo 2014-2020 de los fondos Feder.

Una vez realizados todos los trámites administrativos durante el presente año, se espera que las obras se inicien en 2019 y que puedan estar acabadas en su totalidad en 2023.

Las obras de infraestructura de la entonces denominada T2 comenzaron en el año 2006 y finalizaron el año 2011, al abandonar el anterior Consell los trabajos por falta de presupuesto, después de invertir alrededor de 200 millones de euros. Hasta ese momento, se habían construido 2.500 metros de tramo subterráneo (Calle Alicante-Hermanos Maristas), 2.480 metros de tramo en superficie (Hermanos Maristas-Natzaret) y la estación soterrada del Mercat, no conectada con los dos tramos anteriores. Tampoco se había decidido la ubicación de los talleres ni el material móvil necesario para poner en marcha la infraestructura.

Mantenimiento de FGV

La Línea 10, construida por la antigua empresa GTP, hoy EIGE, comprende un itinerario que tiene el origen en lacalle de Alicante y continúa a través de un túnel hasta Hermanos Maristas. De allí, el itinerario en superficie llega hasta Nazaret. Las instalaciones, junto a las competencias ferroviarias fueran traspasadas en 2016 a FGV.

FGV inició en junio de 2017 los trabajos de mantenimiento y conservación de la línea 10 de Metrovalencia. El presupuesto de estas actuaciones supera los 847.000 euros y comprende dos anualidades.

Las actuaciones de mantenimiento se han adjudicado por parte de FGV incluyen trabajos en suelos, aberturas, desniveles y barandillas; tabiques, ventanas, etc.; vías de circulación; puertas; desniveles, escalas de toda de clase y salidas de evacuación; protección contra incendios y de las instalaciones eléctricas; limpieza; condiciones ambientales e iluminación.

Contenido de los proyectos

Para la elaboración de los proyectos constructivos y las posteriores obras, se partirá de la información, planos, estudios y documentación existentes y por realizar, con el objetivo de obtener un ahorro de costes durante el ciclo de vida del proyecto, desde la coordinación en las disciplinas durante el diseño, control del intercambio del flujo de información, la unicidad en el modelo durante la redacción del proyecto y reducción de incertidumbre e interferencias en los trabajos, hasta el potencial en la gestión posterior de la infraestructura y su conservación.

El adjudicatario deberá realizar una serie de estudios previos, enfocados a garantizar la correcta definición de la línea de manera global en base a la actual coyuntura socioeconómica.

De esta manera, se llevarán a cabo diversos estudios, como los de movilidad urbana, demanda de viajeros, planificación de inversiones, etcétera, y se elaborarán proyectos, entre otros, de arquitectura y equipamientos de estaciones subterráneas; infraestructura, superestructura y electrificación; señalización y comunicaciones e integración. Asimismo, se estudiarán actuaciones de prolongación de la L10 desde la calle Alicante hasta el Mercado Central y el Pont de Fusta en base a los estudios de demanda y posibilidad económica.

«Hemos pasado de una línea que estaba totalmente abandonada por el anterior Consell a poner en marcha el proceso para que la conexión de Nazaret al Pont de Fusta por metro y tranvía sea posible en los próximos años», ha reivindicado Puig.

Comentarios: 0

Tu email no será publicado. Los campos requeridos estan marcados con *