Los servicios de emergencias aéreas de la Comunidad Valenciana se suman a la huelga indefinida nacional contra la precariedad laboral de la concesionaria Babcock

Decenas de pilotos, copilotos, mecánicos y personal de mantenimiento, médicos , rescatadores , operadores de grúa y demás técnicos de los servicios de emergencias aéreas de la Comunidad Valenciana , se ha manifestado hoy en la instalaciones los hangares del aeropuerto de Manises para comunicar su suma a la huelga nacional indefinida convocada por sus  sindicatos ante la intención unilateral de la empresa privada que gestiona estos servicios para la administración pública, Babcock Mission Critical Services.

Desde las fuentes sindicales se incide en que hasta el momento la dirección de Babcock en España, se ha mostrado reticente a cualquier tipo de negociación y acercamiento. Tampoco se ha alcanzado acuerdo alguno en el establecimiento de los servicios mínimos. Es por ello que se ven obligados a ir a huelga con parones parciales que comienzan hoy y que continuará endureciéndose durante todo el verano hasta que se resuelva el conflicto. “ Solicitamos la anulación de esta modificación sustancial de las condiciones de trabajo, la negociación real de las partes para evaluar las condiciones que llevan a la empresa a aplicar estas medidas buscando otras soluciones y negociándolas en el marco de un convenio de empresa y no unilateralmente como pretende la compañía” aclara el portavoz del equipo afectado en Valencia.

Babckok, con sede en Alicante, es concesionaria de servicios de emergencias tanto la administración estatal (Ministerio de Fomento / SASEMAR) como para la Generalitat Valenciana, con contratos millonarios. De hecho, el pasado julio Babcock consiguió un contrato de cuatro años con Sasemar por 180 millones de euros, 20 millones más que el anterior, lo que supone un incremento del 25% de su facturación total.

Esta empresa pertenece al grupo Babcock International que anuncia beneficios millonarios en su resumen de cuentas anual de 2018. Año que defienden como de “completo progreso” y en el que aumentarán los dividendos de sus accionistas en un 5% en contraposición a la rebaja de hasta un 30% del sueldo de sus empleados, “quiénes literalmente nos jugamos la vida cada día sin dudar para responder las emergencias que ocurren en nuestro entorno, en la que muchas de las ocasiones, implican salvar vidas humanas a través de medios aéreos” afirman desde el sindicato.

“Dado que la fuente de financiación principal de Babcock son los concursos públicos de prestación de servicios a la Administración Española, solicitamos en nuestra reivindicación que ésta tome parte en las negociaciones pertinentes con la compañía para asegurar un servicio de vital relevancia como son las emergencias y los derechos del personal que trabajamos en ellas” reclama el portavoz del personal valenciano afectado. Además, incide en que “nuestra vocación es salvar vidas y queremos estar el servicio de la seguridad de la sociedad y el ciudadano. Solo solicitamos a la compañía no jugar con la dignidad de nuestro trabajo, precarizando nuestras condiciones ante tal drástica rebaja de salarios. Que además, está muy debajo de la retribución de la Unión Europea.”

Comentarios: 0

Tu email no será publicado. Los campos requeridos estan marcados con *