RSP Catarroja y DAB Alaquàs se unen a otros colectivos para denunciar el “abuso” de las titulizaciones hipotecarias

Exigen que se acabe con la "opacidad" de la conversión de hipotecas en bonos para venderlas a inversores

RSP Soledad Díaz de Torrevieja, Stop Desahucios Orihuela, RSP Catarroja, Stop Desahucios Valencia y DAB Alaquàs se han unido como colectivo único en la lucha contra el “fraude” de las titulizaciones hipotecarias.

Dentro de una jornada de camaradería, en la Font Roja de Alcoy, se gestó la unión de estos colectivos, “para aunar fuerzas en contra de los abusos bancarios y denunciar públicamente el fraude que supone para las personas que contratan una hipoteca el uso indiscriminado por parte de las entidades de crédito de la titulización hipotecaria. Esto es, el ‘empaquetamiento’ de miles de hipotecas y su posterior conversión a bonos que se vende en el mercado secundario a inversores, tanto institucionales como privados”.

Los representantes de estos colectivos señalan que, “en principio, aunque discrepemos de esta técnica, no tendría que suponer ningún problema, pero la opacidad del proceso de transformación y su posterior venta nos deja indefensos a la hora de cualquier reclamación ante nuestro banco, ya que no sabemos a quién o quiénes tenemos que pagar nuestra hipoteca. Venimos como colectivos informando y actuando sobre este tema en los respectivos territorios donde nos ubicamos, para que las personas sepan que, cuando una entidad nos reclama por vía judicial el total de la deuda que nos han prestado ante un impago, lo normal es que hayan cedido nuestra hipoteca a un fondo de titulización, con ello ceden el riesgo y el total del importe, dejando de tener legitimidad ante un juzgado para personarse como acreedor de esa deuda”.

Asimismo, informan que han llevado este asunto al Parlamento Europeo, al Congreso de los Diputados y a la Generalitat Valenciana, “en esta última institución hemos impulsado una Ley de Titulizaciones Hipotecarias enmarcada dentro del estatuto del consumidor de la Comunidad Valenciana para que los bancos nos informen de una manera efectiva sobre quién es el acreedor de nuestra deuda”, remarcan.

Por otro lado, han querido resaltar que “nos distanciamos de otros colectivos que propugnan la dación en pago como único método para parar los desahucios, ya que entendemos que entregar la vivienda sin más, después de haber pagado un montón de dinero, perdiendo la posibilidad de defensa ante un juzgado es un despropósito, una estafa bancaria y una pérdida de derechos. Dejando a las familias en manos de la banca, con contratos de alquiler precarios de tres años y, en innumerables ocasiones, con una deuda pendiente imposible de pagar, después de haber perdido su casa”.

En este sentido, ponen de relieve que “las entidades financieras están en periodo de liquidación de sus activos inmobiliarios, vendiéndolos a precio de saldo a fondos buitre, con lo que la dación en pago es la herramienta más favorable para estas empresas de capital riesgo que juegan con la vida de las personas. Por todo esto estamos en contra de la dación en pago para todos los casos, porque la dación en pago significa entregar al banco la única garantía que tiene una familia: entregar su casa y marcharse sin alboroto, ignorando a día de hoy todas las sentencias favorables que existen desde el TJUE contra las cláusulas abusivas y la falta de legitimidad de los bancos, por lo que entendemos que cualquier propuesta legislativa debe estar encaminada a favorecer a las familias con deudas hipotecarias, como la que presentamos en las Cortes Valencianas para su aceptación a trámite en junio de este año y que en breve tiempo se decidirá”.

Comentarios: 0

Tu email no será publicado. Los campos requeridos estan marcados con *