Este año es el más lluvioso en la comarca desde 1989

Las precipitaciones acumuladas superan ya los 800 litros por metro cuadrado

Con las precipitaciones acumuladas en lo que va de año, que ascendían ya el 19 de noviembre a 818 litros por metro cuadrado, 2018 es el más lluvioso desde 1989 en la comarca de L’Horta Sud. Durante estas casi tres décadas, sólo hubo tres años en los que la cantidad de lluvia acumulada se aproximó a la que ya se lleva registrada en el actual, fueron 1991, 2007 y 2009, con más de 700 litros cada uno. Además, 2018 es ya el segundo año más lluvioso desde 1985. El primero con más lluvia de ese periodo de treinta y tres años fue 1989, en el que se alcanzaron los casi mil litros.

La acumulación de lluvia en un corto periodo de tiempo y las precipitaciones torrenciales que se vienen produciendo, generalmente en los meses de otoño, son fenómenos meteorológicos destacados en los últimos años, habida cuenta de que suelen provocar desbordamientos de barrancos, inundaciones y cortes de carreteras, con los consiguientes riesgos y perjuicios para las personas, además de daños en infraestructuras y cultivos. Sin embargo, reportan también los beneficios que suponen, principalmente, el riego de campos y zonas forestales, la recarga de los acuíferos y el alejamiento del peligro de la sequía.

Cabe señalar al respecto cinco hitos pluviales en la comarca desde principio de siglo. En 2001 se registraron más de 200 litros por metro cuadrado en un sólo día, que fue el 19 de septiembre; el 11 de octubre de 2007 fueron 167 litros en 24 horas; el 28 de septiembre de 2009, 138, repitiéndose el mismo día y mes de 2012 una cantidad similar, y el 27 de noviembre de 2016 cayeron 122 litros.

Meses con valores importantes

Asimismo, se viene produciendo también una significativa acumulación de lluvias en determinados meses, sobre todo en otoño. Así ha venido ocurriendo durante los últimos años en los meses de septiembre, octubre o noviembre, con valores acumulados importantes en algunos de ellos, como los 240 y 235 litros por metro cuadrado en octubre de 2000 y septiembre de 2001, respectivamente; los 293, 200 y 357 litros en un determinado mes de otoño de tres años seguidos, de 2007 a 2009, o los 202 litros de noviembre de 2016.

No obstante, las precipitaciones también se han venido concentrando, como suele ser típico, en meses de primavera, si bien no tanto, ni tampoco de forma continuada durante casi todos los años como ocurre en otoño, ya que, en lo que va de siglo, sólo se han llegado a registrar valores de cierta relevancia, cercanos al centenar de litros por metro cuadrado, en mayo de 2002 y abril de 2013.

Así y todo, hay datos curiosos, sobre los que llama la atención el colaborador voluntario de la Aemet que tiene su observatorio con pluviómetro en Albal, Benjamín Romeu, quien recibió el pasado año un diploma del Gobierno en reconocimiento por la labor que viene realizando desde hace treinta y tres años. Entre esos casos llamativos señala, por ejemplo, el del mes de junio de 2004, en pleno verano, en el que se llegaron a acumular casi 100 litros por metro cuadrado. También el del mes de enero de 2017, en el que se registraron 124 litros.

Comentarios: 0

Tu email no será publicado. Los campos requeridos estan marcados con *