La Diputació diseña una nueva glorieta para agilizar el acceso a la V-30 desde Manises

La Diputació de València diseña una nueva  glorieta para agilizar el acceso a la V-30 desde Manises, cuyos  vecinos y vecinas sufren a diario largas retenciones para incorporarse  a la rotonda debido a los vehículos que circulan por su interior  procedentes de Paterna y a la alta intensidad de tráfico de la CV-371  entre ambos municipios.

A fin de solucionar este problema, y tras las peticiones del propio  ayuntamiento, los técnicos del Área de Carreteras de la corporación  provincial han planteado modificar el diseño de la glorieta para  convertirla en una  ‘turbo rotonda’ que permitirá el acceso y la  circulación simultánea de los vehículos procedentes tanto de Manises  como de Paterna.

Según ha explicado el Diputado del Área de Carreteras, Pablo Seguí,  esto se conseguiría “canalizando los movimientos que se pueden  realizar en la calzada anular de la glorieta, delimitando espacios  para que puedan circular en paralelo permitiendo el acceso de los  vehículos de Manises, independientemente de que hayan otros  automóviles en circulación en el interior de la rotonda, de forma que  se posibilite, a su vez, que unos y otros salgan de ella en paralelo  para incorporarse a la V-30”.

El Ayuntamiento de Manises ha valorado muy positivamente la propuesta  de la Diputació de València, ya que según ha expresado su alcalde,  Jesús Borràs, ésta puede “resolver de una forma muy acertada un  problema que afecta a muchos ciudadanos y ciudadanas de Manises en sus  desplazamientos diarios y que necesitan una solución urgente”.

El proyecto, que cuenta ya con el diseño en planta y está previsto que  se ejecute a lo largo de este año a través del Servicio de  Conservación, ha sido estudiado de forma conjunta con el Ministerio de  Fomento, ya que se trata de un enlace que afecta a carreteras de ambas  administraciones. A nivel de ejecución, para la puesta en marcha de la  ‘turbo rotonda’ será necesario ampliar alguno de los carriles y  ejecutar tramos de nueva plataforma, además de pavimentar toda la  rotonda, cambiar la señalización tanto horizontal como vertical, y  ejecutar algún tramo de nuevo firme. La actuación, con un coste  aproximado de 100.000 euros, podría realizarse en un plazo inferior a  un mes.

La glorieta que se va a modificar está ubicada en el kilómetro 0,250  de la CV-371, a la salida del puente de Manises, el municipio más  afectado por las retenciones que se producen en las horas de mayor  afluencia de tráfico, ya que el movimiento de incorporación a la  rotonda de estos vehículos se ve obstaculizado por los que llegan  desde Paterna que, al haberse incorporado previamente, tienen  preferencia.

Comentarios: 0

Tu email no será publicado. Los campos requeridos estan marcados con *