Más de 20.000 personas se quedan sin servicio de cajero en las playas de La Pobla de Farnals y El Puig

Para mantener el servicio, el Ayuntamiento debe hacer frente al gasto

El único cajero que había en la playa de La Pobla de Farnals y que daba servicio a los vecinos de esta población y también a los de El Puig playa ha cerrado. Lo hizo a mediados de julio. La oficina de Bankia ya cerró hace muchos años y sólo había un cajero ubicado en la Avenida Neptuno, una de las calles principales de la playa de La Pobla de Farnals.

Sin embargo, desde 15 de julio el único cajero para sacar dinero que había en este barrio de La Pobla de Farnals cerró.

La playa de La Pobla de Farnals, donde los meses de invierno viven en torno a 2.000 personas llega a los 20.000 los meses de verano. Sin embargo, el cierre de este servicio no solo afecta a los vecinos de la Pobla de Farnals sino también a los vecinos de la playa de El Puig, municipio vecino separado únicamente por una calle.

“Estamos desconcertados”, explicaba José un vecino de la playa, “nos han dejado sin ninguna posibilidad de sacar dinero. Ahora tenemos que coger el coche e irnos a Massamagrell o La Pobla pueblo para tener efectivo. En muchos sitios podemos pagar con tarjeta, si haces compras grandes o te vas a cenar, pero si te tomas un café al comercio no le viene bien que por un euro pagues con tarjeta”.

Los meses de verano eran habituales las colas en el cajero para sacar dinero al ser el único que había en esta zona costera donde con el veraneo aumenta tan considerablemente la población.

La medida, según algunas empresas de restauración consultadas con El Meridiano, “no nos está afectando porque desde hace muchos años la gente paga con tarjeta”. Sin embargo, el cierre del cajero sí que ha afectado a los feriantes “nosotros no tenemos datafono y sí que es verdad que mucha gente está molesta por no tener suelto. Esperamos que no nos afecte el cierre del cajero demasiado y que la gente sea previsora”.

El cierre de la oficina ha creado un importante debate en la población. En una conocida red social los vecinos cargaban contra la entidad y pedían al Ayuntamiento que mediase. El alcalde de la Pobla de Farnals, Enric Palanca, ha explicado en esa misma red que “el Ayuntamiento ya ha hecho las gestiones y nos han dicho que tenemos que pagar a ellos por poner un cajero. En su día el Ayuntamiento ya habló con distintas entidades e incluso puso a disposición un local sito en el complejo Sabas. Los bancos piden además que (el Ayuntamiento) cargue con los gastos derivados del cajero.  Dicen que no ganan dinero y que a día de hoy se paga con tarjeta o con el móvil. La política de los bancos es ir cerrando poco a poco y sustituir servicios por la banca online. No tenemos desde el Ayuntamiento capacidad de negocación”.

Comentarios: 0

Tu email no será publicado. Los campos requeridos estan marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.