Los libros de la esperanza

Mª José Taberner, vecina de Aldaia y voluntaria de 72 años de la Fundación padre Juan Schenk

Texto y foto: Itxaso Sáez

“El objetivo es enseñarles a vivir de otra manera. Me contaban que hay niños que nunca han visto un libro, pero saben utilizar una fusil. Me ilusiona pensar que hay niños que van a descubrir y sentir lo que yo sentí cuando empecé a leer”, así explica Mª José Taberner, una de las voluntarias más activas en el almacén de Alaquàs, su objetivo en la Biblioteca Solidaria Misionera de la Fundación padre Juan Schenk.

La lectura de un libro abre las puertas del conocimiento, fomenta la imaginación, la concentración, la empatía, la comprensión y el entendimiento, entre algunos de sus beneficios.

Leer ayuda a descubrir otras realidades y a entender mejor el mundo. Este es el motor que mueve a la Fundación padre Juan Schenk de Valencia, con su almacén principal ubicado en la calle San Martín de Alaquàs. Bajo el lema ‘Cultura contra pobreza’ se han enviado cientos de miles de libros a comunidades de países en desarrollo de África y América, aunque “nosotros los contamos por kilos, que es la medida usada para los envíos que suelen ser de 15.000 kilos”, añade M.ª José.

Casi desde la apertura del almacén de libros en el municipio de l’Horta, hace unos tres años, esta aldaiera de 72 años acude a ayudar en la clasificación y organización de libros y material escolar donado. “Soy una persona que necesita estar activa y ayudar a los demás. Tras la muerte de mi marido empecé a estudiar cursos de Teología, desde 1999 a 2007 fui concejala de Economía y Contratación en el Ayuntamiento de Aldaia, con Enric Luján -PSPV- y ahora ayudo aquí”, relata esta voluntaria a El Meridiano.

Como mujer inquieta y comprometida con la necesidad de las personas más desfavorecidas encontró “otra razón por la que levantarse de la cama cada día” en el almacén de la Fundación padre Juan Schenk, donde cientos de miles de libros se apilan ordenadamente en estanterías: libros de texto, idiomas, literatura, ciencia, cuentos infantiles, novela juvenil, etc.

Donaciones y voluntariado
Hacen falta muchas manos para que todo funcione. Aunque no son pocos los voluntarios, siempre se necesita más “desde la fundación se organizan rastrillos donde vendemos libros donados a 1 ó 2 euros, para recaudar fondos.
En la nave hay cuatro personas fijas contándome a mi, y siempre hacen falta más manos”, apunta M.ª José Taberner en un llamamiento a la colaboración ciudadana: “siempre hay mucho que hacer”.

Además de voluntarios se necesitan locales para los rastrillos, donaciones y apadrinamientos para costear los envíos.
Los libros de la Biblioteca Solidaria Misionera llegan donde más los necesitan: “a través de Obras Misionales Pontificias, y de sus misioneros, podemos tomar contacto con la realidad de muchos lugares en los que nuestra obra es necesaria”, explican en la web de la Fundación padre Juan Schenk de Valencia.

Han atendido solicitudes y enviado libros y material escolar, a Guinea Ecuatorial, Perú, Honduras, Bolivia, Paraguay, República Dominicana, Cuba, El Salvador, Argentina, Ecuador, Curaçao, Isla Margarita, Venezuela y Colombia.
Pero no sólo se trata de abrir la puerta de la cultura en otros países o conocer los beneficios del voluntariado, además, desde la Fundación padre Juan Schenk de Valencia “tendemos a mentalizar a la sociedad, a través de nuestra actividad, sobre la utilidad de aquello que nosotros creemos que ha dejado de servir, ya no como un mero reciclaje, sino tomando conciencia de que, en muchos lugares donde enviamos libros y material, los niños y aún los adultos, aprenden a leer escribir con los retales de periódicos pegados en las paredes. Trabajamos en procura de esta toma de conciencia, como un modo de contribuir al bien común. ”.

Contacto
Se puede contactar con la Fundación padre Juan Schenk de Valencia a través de su página web o del teléfono 960.151.267. También atienden en su sede de Valencia, los lunes, miércoles y viernes de 10:30 a 13:30 horas, en la calle de la Industria 8, Bajo.

Comentarios: 0

Tu email no será publicado. Los campos requeridos estan marcados con *