La Policía Local de Burjassot se está formando en el uso de desfibriladores y en reanimación cardiopulmonar

En la presentación oficial de los nuevos vehículos, híbridos y eléctricos, que se incorporaron a la flota de la Policía Local de Burjassot el pasado mes de enero, se presentaron también los nuevos desfibriladores con los que se ha equipado a parte de los coches patrulla de la Policía. En total, se han adquirido tres DESA (desfibriladores externos semiautomáticos) portátiles.

En estos días, tal y como se puede ver en las imágenes que acompañan esta información, la plantilla de la Policía Local de Burjassot se está formando tanto en el uso de los desfibriladores como en reanimación cardiopulmonar (RCP), para dar respuesta inmediata en el caso de encontrarse con una parada cardiorrespiratoria.

La reacción inmediata ante una parada cardíaca es fundamental, tal y como señalaron los formadores, y el hecho de que los policías se formen tanto para el RCP como para el uso de los desfibriladores puede llegar a salvar una vida. La acción de los policías que se encuentren ante esta situación es fundamental hasta la llegada de los servicios sanitarios ya que la Policía es la primera en llegar al lugar desde donde se ha dado la alarma.

Los DESA diagnostican y tratan la parada cardiorrespiratoria cuando se debe a la fibrilación ventricular (en la que el corazón tiene actividad eléctrica pero no efectividad mecánica) o a una taquicardia ventricular sin pulso (en la que hay actividad eléctrica pero el bombeo sanguíneo es ineficaz). Los DESA restablecen un ritmo cardíaco efectivo eléctrica y mecánicamente.

Comentarios: 0

Tu email no será publicado. Los campos requeridos estan marcados con *