Greenpeace difunde imágenes exclusivas de viviendas calcinadas en el incendio de LLutxent-Gandia

Muestran la urgencia de una planificación urbanística y de planes de emergencia

Greenpeace ha difundido imágenes y vídeos que evidencian de forma dramática la necesidad urgente de una planificación urbanística que tenga en cuenta el riesgo de incendios forestales. El fotógrafo Pedro Armestre ha retratado el paisaje desolador que han dejado las llamas a su paso por Llutxent-Gandía, el incendio más grande en lo que va de año con más de 3.000 hectáreas quemadas y más de 2.600 personas evacuadas.

Las imágenes muestran viviendas insertadas en mitad del monte (lo que se denomina interfaz urbano-forestal), rodeadas por vegetación, una situación que Greenpeace analizó en el informe ‘Protege el bosque, protege tu casa’ que presentó el pasado mes de junio, y en el que alertaba de que el 80% de los municipios en zonas de alto riesgo de incendio forestal no tiene planes de emergencia por incendios forestales

“Los montes españoles, en los que a menudo se insertan viviendas, son un auténtico polvorín para los incendios forestales. Es decir, tenemos un paisaje que, lejos de ser bucólico, es inflamable debido a las olas de calor consecuencia del cambio climático. De igual manera que en zonas con elevado riesgo sísmico se realiza una planificación de viviendas adaptada al medio, es fundamental que aquí se cumpla la normativa, que obliga a tener planes de prevención, de emergencia local y de autoprotección. Es hora, además, de cuestionar ciertos tipos de urbanizaciones que se consideran indefendibles”, ha señalado Mónica Parrilla, responsable de la campaña de Incendios de Greenpeace.

Comentarios: 0

Tu email no será publicado. Los campos requeridos estan marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.