La nueva Casa de Juventud La Cebollera y ‘Esplai Sambori’ de Quart de Poblet ya está en marcha

La multinacional Smurfit Kappa asume el coste de las obras

La nueva Casa de Juventud La Cebollera y ‘Esplai Sambori’ de Quart de Poblet ya ha abierto sus puertas. El acto de inauguración se celebró el pasado viernes y supuso el cumplimiento de un compromiso con la juventud, la adolescencia y la juventud quarteras. Esta actuación tiene un valor añadido, ya que es el resultado de la interacción y la colaboración entre el Ayuntamiento y una de las multinacionales radicadas en su polígono: Smurfit Kappa, líder del sector de embalaje de papel y cartón ondulado.

Al acto asistieron la alcaldesa, Carmen Martínez, la concejala de Juventud, Adolescencia e Infancia, Consue Campos, junto a otros representantes de la corporación municipal, y la gerente de la Planta de Quart de Poblet de Smurfit Kappa, Joanna Devon, además de miembros del Consejo Municipal de Infancia, de Casas de Juventud, de Esplais y de numerosas personas vinculadas al movimiento asociativo juvenil y de infancia local.

Carmen Martínez recordó que en 1994 las Casas de Joventut i la Concejalía de Juventud, “llenas de entusiasmo y con el convencimiento de que los y las jóvenes son agentes para la transformación y la justicia social a través de la educación en el tiempo libre desde los valores, impulsaron el proyecto de Casa de Juventud La Cebollera. En 2005, un grupo de jóvenes se formó en el proyecto Esplais, de voluntarios y voluntarias que dedican su tiempo libre a enseñar a niños y niñas valores de progreso y participación social. El primer Esplai de Quart se inauguró en 2006. Ambos proyectos, que ahora comparten espacio sumando, son verdaderas escuelas de ciudadanía, de democracia; son raíces, troncos y ramas, y desde el Ayuntamiento siempre les vamos a apoyar”.

Por su parte, Joanna Devon, aseguró: “estamos encantados de haber contribuido a llevar a cabo este proyecto de apoyo a la infancia y la juventud, poniendo en marcha esta instalación adecuada, funcional y accesible, en la que puedan desarrollarse en su tiempo de ocio desde una perspectiva educativa y comunitaria”.

El Ayuntamiento y Smurfit Kappa Quart firmaron en primavera un convenio, por el cual la multinacional asumió la reforma y adecuación de la antigua sala de conciertos y ensayos para grupos de música, Rock Sala, con el objetivo de convertirla en sede del nuevo centro de referencia para niñas y niños, adolescentes y jóvenes, en el que poder desarrollar habilidades relacionadas con educación en el tiempo libre a través de multiples actividades, juegos, talleres y cursos. El proyecto forma parte de la política de Responsabilidad Social Corporativa (RSC) de la compañía, que busca

contribuir de forma positiva al desarrollo económico y social de la comunidad en la que está presente. El ayuntamiento, por su parte, se encarga de la dotación de material y equipamientos, así como del mantenimiento del local y su dinamización.

La actuación ha supuesto una completa redistribución, rehabilitación y actualización de todo el sistema de instalación eléctrica del edificio. La sala central de la planta baja se ha ampliado para poder contar con un acceso amplio y directo desde el exterior. Asimismo, se ha reparado el escenario y la zona destinada antiguamente a la barra, que pasa a ser la parte de administración. También se han habilitado diferentes aulas independientes, un almacén y sala de reuniones eliminando todas las barreras arquitectónicas existentes, lo que ha permitido que el edificio se convierta en un lugar totalmente accesible. La primera planta ha sido adecuada para que en un futuro pueda utilizarse en el desarrollo de distintas actividades.

Smurfit Kappa, además de participar en la reforma, ha donado algunos muebles fabricados con cartón ondulado.

Comentarios: 0

Tu email no será publicado. Los campos requeridos estan marcados con *