La Passejà de Sant Onofre viste de luz, pólvora y música la noche de Quart

Quart de Poblet vibró ayer con su tradición más arraigada, la Passejà de Sant Onofre, declarada Fiesta de Interés Turístico Local de la Comunidad Valenciana, aunque la Asociación de Amigos de la Passejà, organizadora de los actos con la colaboración del Ayuntamiento, está volcada en que se amplíe esa declaración a interés autonómico.

Como ya es tradición desde hace unos años, uno de los momentos más sensibles y emotivos de la Passejà fue, por la carga de continuidad de la tradición que tiene, la “roda de foc” protagonizada por los niños y niñas premiados en el XII Concurso Escolar Quart 2015, con el tema: “Sant Onofre i la Passejà”, que persigue transmitir a los más jóvenes la pasión por una de las señas de identidad de Quart de Poblet, asegurando que no se pierda en el olvido.

En el acto participó una nutrida representación de la corporación municipal, encabezada por la alcaldesa, Carmen Martínez, y no faltaron la tradicional foto de familia, los espectáculos pirotécnicos con Gori y Ricasa, la música del tabal y la dolçaina de Va de Bo y de la Agrupación Musical L’Amistat, y las rosquilletas con horchata.

Los actos conmemorativos de la festividad de San Onofre, que se celebra hoy, 10 de junio, han continuado esta mañana con la misa en la ermita y una mascletà, y seguirán esta tarde con el concierto extraordinario a cargo de L’Amistat (19.30 horas) y la procesión desde la ermita hasta la iglesia de la Purísima Concepción (21 horas).

El viernes 26 de junio, a las 21 horas, se cerrará el programa con la pujà del santo desde la iglesia de la Purísima Concepción hasta la ermita de nuevo que, por primera vez, será realizada por niños y niñas.

Comentarios: 0

Tu email no será publicado. Los campos requeridos estan marcados con *