‘MapatearQuart’, cómo saber el tiempo que cuesta recorrer los principales itinerarios del municipio

El proyecto de Inspira't, premiado en la semana de la movilidad

El proyecto “MapatearQuart”, diseñado desde Plena Inclusión CV con la colaboración del equipo del proyecto INSPIRA’T, desarrollado conjuntamente por el Ayuntamiento de Quart de Poblet, Plena Inclusión, el Patronato Intermunicipal Francisco Esteve y la Asociación Inspirando a Gente a Cambiar su Mundo (Aktúa), con el objetivo de que personas con discapacidad intelectual se conviertan en voluntarias medioambientales, a través de una formación que además les ayude a mejorar sus posibilidades de inserción laboral, ha recibido esta mañana el segundo premio de la Semana Europea de la Movilidad de la Comunidad Valenciana, en el apartado de instituciones, organizaciones y empresas.

Nadia Navarro y Jesús Moreno, de Inspira’t y participantes en el proyecto, han recogido el galardón de manos de la consellera de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio, María José Salvador, acompañados por la concejala de Bienestar Social, Comercio y Turismo del Ayuntamiento de Quart de Poblet, Maite Ibáñez, y de Eva Luna y Mónica Gassent, de Sepife y de Plena Inclusión, respectivamente.

En torno a una veintena de personas con diversidad funcional elaboraron a finales del año pasado un “metrominuto” de Quart de Poblet, que establece las distancias, en metros, y el tiempo, en minutos, en los itinerarios más utilizados del municipio, y, especialmente, en aquellos relacionados con los colegios, ya que en una segunda fase del proyecto lo que se persigue es que este plano espacio-temporal sirva como apoyo del camino escolar seguro.

Un metrominuto es un mapa o plano sinóptico que mide las distancias y los tiempos entre varios puntos, indicando también los principales elementos de movilidad como estaciones, colegios, centros de salud, barreras arquitectónicas… El valor añadido del elaborado en Quart reside en que recoge no sólo los tiempos habituales en personas que no tienen limitaciones en su movilidad, sino también lo que tardan en cada recorrido personas con diversidad funcional intelectual con grandes necesidades de apoyo.

Precisamente un grupo de educadores y educadoras ambientales de Inspira’t apoyaron a los voluntarios y voluntarias ambientales, también con discapacidad, procedentes de cuatro centros: Juan de Garay, La Nostra Casa, Koynos Cooperativa y Centro Ocupacional La Torre.

Divididos en tres equipos realizaron los itinerarios establecidos, que se cronometraron. Además, fueron tomando nota de las barreras arquitectónicas, las posibles mejoras, heces de mascotas en aceras, etcétera, que encontraron. El punto de encuentro final fue el Ayuntamiento, donde se trasladaron las mediciones al plano metrominuto y se leyó la Carta de los Derechos del Peatón, adoptada por el Parlamento Europeo en octubre de 1988.

Comentarios: 0

Tu email no será publicado. Los campos requeridos estan marcados con *