Xirivella tratará en un pleno las irregularidades en el recibo del agua

El gobierno de Enrique Ortí ha convocado para este jueves un pleno extraordinario cuyo único punto en el orden del día será tratar las supuestas irregularidades en la gestión del agua y el alcantarillado realizadas durante los años de gobierno de PSOE y EU. Como consecuencia de alguna de estas actuaciones, consideradas por los técnicos “no ajustadas a derecho”, los vecinos de Xirivella pagan desde 2008 un recargo/sobrecoste en el recibo del agua y el alcantarillado por unas obras cuya realización está en entredicho y que superan los 800.000€.

 

Recientemente, técnicos municipales presentaron un informe jurídico que detalla numerosas actuaciones “no ajustadas a derecho” en la gestión del agua y el alcantarillado. Entre las irregularidades señaladas aparece el recargo/sobrecoste en el recibo del agua y el alcantarillado que están pagando los vecinos de Xirivella desde el 2008; en ese año, el anterior gobierno del PSOE y EU aprobó en el Pleno una tarifa del agua que suponía el pago por parte de los vecinos de unas supuestas obras realizadas por la empresa que gestiona el servicio del agua en el municipio.

 

Sin embargo, según el informe emitido por los técnicos municipales no hay constancia oficial en el Ayuntamiento de la realización de esas obras por las que los vecinos están pagando de más en sus recibos, ni informes técnicos sobre las mismas. Tampoco consta en registro documentación oficial que justifique o demuestre que estas obras fueron encargadas y autorizadas de manera formal. Además, según los técnicos municipales, en el caso de que sí se hubieran hecho el entonces gobierno formado por el PSOE y EU no podía haber aprobado un incremento en la tarifa de agua ya que no tenían potestad para ello, al estar esta competencia delegada al Consorcio Aigües de l’Horta.

 

El origen de la reclamación del pago de estas supuestas obras se remonta al año 2006, cuando la empresa encargada de la gestión del servicio del agua en Xirivella, Aigües de l’Horta, reclamó al Ayuntamiento de Xirivella una deuda de 838.134,24€ por una serie de obras e instalaciones que, según dicen, fueron ejecutadas hasta 5 años antes de que se reclamara su pago al Consistorio.

 

La empresa solicitó que los 838.134,24€ correspondientes a estas obras o bien se cobrasen mediante la tarifa de agua potable y alcantarillado, o que se incluyesen en la previsión de los presupuestos municipales.

 

Finalmente, PSOE y EU, en ese momento en el gobierno, decidieron en el pleno del 2007 con los votos en contra del PP, en ese momento en la oposición, subir la tarifa del agua a los vecinos para pagar esa deuda con la empresa.

 

Es por ese motivo que desde el 2008 los vecinos de Xirivella pagan en sus recibos junto a su consumo una parte proporcional de esas obras. Un aumento que aprobó el PSOE y EU y que blindaron ese cobro hasta el 2018.

 

Sin embargo, los informes recabados señalan numerosas irregularidades tanto en las obras como en el cobro de las mismas a través del recibo del agua.

 

Tras más de un año de investigaciones por parte del actual gobierno de Enrique Ortí, que ya denunció irregularidades sobre esta cuestión hace un año, junto con los informes emitidos se ha convocado un pleno extraordinario para clarificar la situación.

Comentarios: 0

Tu email no será publicado. Los campos requeridos estan marcados con *