L’Albufera, todo por hacer

Acció Ecologista-Agró

El pasado mes de junio, los miembros de Acció Ecologista-Agró, como entidad que representa a los intereses ambientales en el marco de la Junta Rectora de l’Albufera, tuvimos ocasión de comprobar, una vez más, que la solución a los problemas ambientales de este espacio natural parece todavía lejana. Seguimos asistiendo a la inacción y falta de coordinación de las diferentes administraciones con competencias en este parque natural: Ayuntamiento de Valencia, Generalitat y Confederación Hidrográfica del Júcar.

Estos últimos días de julio hemos estado siguiendo las señales de un cierto entendimiento entre las administraciones convocadas en el marco del Plan Especial de l’Albufera, motivo por el cual mostramos nuestra moderada satisfacción. Esperamos tener conocimiento del documento para estudiarlo con atención y expresar nuestras valoraciones. Esperamos que recoja los puntos que nos parecen claves para empezar a caminar en la recuperación de este espacio, y que señalamos a continuación:

-A nivel de gestión, el Parque Natural de l’Albufera sigue sin marco de planificación específica, que establezca las necesidades de protección de este espacio, seguimos sin PRUG (Plan Rector de Usos y Gestión), sin normas de gestión Red Natura 2000, y sin el decreto jurídico que salió a exposición pública el pasado año aprobado. Sin el consenso sobre las necesidades ambientales de las especies presentes en la Zona de Especial Conservación de l’Albufera no será posible diseñar una planificación hídrica adecuada, y mucho menos hacer un buen seguimiento.

-A nivel de calidad del agua, l’Albufera continúa lejos de su buen estado ecológico. Se detectan pequeñas señales de su recuperación, pero son claramente insuficientes. Para cumplir los objetivos ambientales, l’Albufera, en cumplimiento de la normativa de aguas, necesita recuperar los aportes de agua de calidad, directa del Júcar (y sería deseable que también del Turia), repartida de manera adecuada geográfica y temporalmente. Pero no solo eso, se debe incidir en la eliminación de las entradas de aguas residuales sin tratar, especialmente en la zona Noroeste, así como de las pluviales cargadas de contaminantes (los sistemas de drenaje sostenible representan una muy buena alternativa a la urbanización convencional para minimizar este impacto). Así mismo es imprescindible la reducción de los productos fitosanitarios y fertilizantes de síntesis, fomentando una agricultura ecológica e integrada en toda la cuenca de l’Albufera. En cuanto a la cantidad, solicitamos la finalización de las actuaciones de mejora de la eficiencia de las depuradoras, y el incremento de la reutilización de agua para uso agrícola, liberando caudales ambientales mediante la correspondiente revisión de las concesiones que permitan recobrar los requisitos ambientales de esta masa de agua.

-Esperamos también, de las administraciones, transparencia, acceso a la información, y un adecuado seguimiento de las propuestas que se establezcan en el marco del Plan Especial.

Es nuestra intención, participar de manera activa y constructiva, aportando todo nuestro conocimiento sobre las necesidades ambientales para poder conseguir la recuperación de este emblemático y valioso Parque Natural. Porque el mejor momento para ponernos manos a la obra fue hace ya muchos años. Y el segundo mejor momento es ahora.

Comentarios: 0

Tu email no será publicado. Los campos requeridos estan marcados con *